Varios pueblos de la Ribera se alían para combatir las plagas del campo

Alzira, Alberic, Benicull, Massalavés y Benimuslem estudian estrategias conjuntas contra la mosca blanca y la negrilla

También reclaman una mayor implicación del Consell

Asistentes a la reunión muestran el escrito firmado

Asistentes a la reunión muestran el escrito firmado / Levante-EMV

Josep Cortes

Un grupo de municipios de La Ribera se ha aliado para abordar el creciente problema de la plagas de mosca blanca y negrilla que generan grandes daños en el sector agrícola. Los representantes de poblaciones como Alzira, Alberic, Benicull, Massalavés o Benimuslem trazan una estrategia conjunta para paliar los efectos de estos insectos en los cultivos y reclaman una mayor implicación del gobierno autonómico.

Este martes, se ha celebrado una reunión entre alcaldes y concejales de varios de estos pueblos en la que se ha expuesto la preocupación que generan las plagas de mosca blanca y negrilla, ya que “ha causado estragos en los campos de caquis y cítricos de la comarca de La Ribera, amenazando la economía local y el sustento de las familias”, han manifestado. Durante la sesión, Enrique Montalvá, concejal de Agricultura Alzira, ha lanzado una advertencia: “Sin el apoyo de la conselleria de Agricultura nunca podremos vencer esta plaga que se expande a pasos agigantados”.

En el transcurso de la reunión, los asistentes discutieron diversas estrategias para combatir estas plagas devastadoras. Entre las medidas propuestas se encuentran: el control biológico, el uso de medidas químicas sostenibles y la necesidad de un mayor apoyo económico, entre otras. Asimismo, se ha solicitado una reunión urgente con la Conselleria d’Agricultura, Ramaderia i Pesca para coordinar acciones y encontrar soluciones efectivas de manera rápida. “La colaboración entre los municipios y el Consell es fundamental para encontrar respuestas integrales y coordinadas”, han señalado los asistentes, subrayando la importancia de un esfuerzo conjunto.

Los representantes también han reclamado a los agricultores que estén alerta y sigan las recomendaciones “para proteger los cultivos y preservar la salud del ecosistema agrario”. Esta petición enfatiza la necesidad de una vigilancia constante y de la implementación de prácticas agrícolas sostenibles para mitigar el impacto de estas plagas y asegurar la continuidad de la producción agrícola en la comarca.