Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bellreguard audita una urbanización al detectar que pagó medio millón de más

El informe permitiría reclamar el dinero, pero las empresas de la UTE adjudicataria no están en condiciones de pagar porque ya no trabajan

Bellreguard audita una urbanización al detectar que pagó medio millón de más

Bellreguard audita una urbanización al detectar que pagó medio millón de más

Una empresa está auditando desde hace unas semanas la ejecución de las obras de la urbanización Centre Sud de la playa de Bellreguard con el objetivo de comprobar si la Unión Temporal de Empresas (UTE) que llevó a cabo los trabajos cobró casi medio millón de euros en material que finalmente no fue colocado.

El alcalde, Jaume Ascó, atribuye este hecho a un error cometido por el equipo técnico contratado por el municipio para certificar las obras consistente en el hecho de haber firmado la existencia de más hormigón del que realmente se había colocado.

La urbanización se adjudicó a una UTE de tres empresas en mayo de 2007, y en estos momentos está finalizada. El valor de la adjudicación fue de casi 3 millones de euros, 1,6 menos del montante por la que se había licitado.

Fue el propio equipo técnico el que ha redactado un informe registrado en el ayuntamiento hace dos meses en el que detectó el error de cálculo cometido durante la pasada legislatura, periodo en el que se ejecutó y pagó la urbanización y en el que también se cobraron las cuotas correspondientes a los cerca de 100 propietarios afectados.

El actual equipo de gobierno ha contratado a la empresa externa para que audite todo el proceso administrativo y de ejecución que se siguió, y desde ayer realiza catas sobre el terreno para comprobar la cantidad de hormigón empleada en la cimentación.

El fin no es otro que obtener pruebas para poder reclamar a la UTE el dinero cobrado de más y devolvérselo a los propietarios, según explicó el alcalde a este periódico.

Aun así, no parece que eso vaya a ser fácil. La UTE estaba formada por las empresas Liexa, Cerdà Electricitat y Firmes i Obres Alacant. De ellas, una ya está sin actividad, otra en concurso de acreedores y la tercera liquidada.

Pese a eso, si el ayuntamiento confirma que se pagó ese medio millón de más, iniciará el proceso para intentar devolver el dinero a los propietarios.

Compartir el artículo

stats