Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La historia avala el proyecto

Las autoridades locales inauguran hoy de manera oficial el certamen de este año que celebra sus bodas de plata

La Fira del Motor i Maquinària Industrial d´Oliva que este año celebra sus bodas de plata al cumplir su vigesimoquinta edición, se gestó de la mano de unos empresarios locales del automóvil que quisieron dar a conocer a la gente sus productos y apostaron por un certamen con el apoyo de sus compañeros del sector. La primera Fira se organizó en el año 1990 siendo alcalde de la ciudad el popular Pepe Llorens, ya fallecido, y se llevó a cabo en la calle Roís de Corella.

Las cuatro primeras ediciones contaron con la organización de los propios empresarios con Vicent Benimeli de Benimeli Motors al frente y que incluyó también a Fernando Sosa, importador de vehículos y la colaboración de Miguel Ángel Vives del Karting Oliva, entre otros. Se contó con el patrocinio del Banco BBVA.

La segunda edición ya se hizo sobre el paseo Lluís Vives, cumpliéndose así una reivindicación de los organizadores del evento. Ese año se contó con la presencia en la feria del especialista francés Alain Petit, que hizo una exhibición y acrobacias con su vehículo que causó una gran expectación no sólo de gente de la Safor sino de otros lugares de la Comunitat Valenciana.

En 1993 el Ayuntamiento de Oliva asume la organización del evento por medio del departamento técnico de comercio, a través del CEDEC (Centre de Desenvolupament Comercial), actualmente la AFIC. Los empresarios pedían la constitución de un patronato para la organización y revitalización del evento.

El mismo año 1993, concretamente el 21 de enero, la Consellería de Industria de la Generalitat Valenciana incluyó el certamen olivense como la única feria del motor y maquinaria Industrial de toda la Comunitat Valenciana, dando un apoyo oficial al evento. La entonces directora general de Comercio, Isabel Palafoix, firmó la orden por medio de la cual figuraba como feria oficial valenciana durante la última semana del mes de junio la denominada «Fira del Motor i Maquinària Industrial d´Oliva», única de la Comunitat con esta denominación. Otros municipios como Benicarló, Aspe, Vinaròs, Albocàsser, Cheste, Utiel, Nules o Cabanes celebran ferias más específicas dedicadas a la maquinaria agraria.

El decreto señala que se evitará «la duplicidad que pudiera ocasionar perjuicios a los intereses generales o los particulares de los sectores afectados», imposibilitando establecer otra feria similar en la zona.

En la quinta edición en 1994 se intentó abrir el certamen a industrias y servicios auxiliares del sector de la maquinaria para que no resultara monótona. Ello dio paso a nuevos estands que no eran de vehículos.

En la sexta edición en 1995 participaron una veintena de vehículos antiguos de la Asociación de Vehículos Históricos de Valencia. y el ayuntamiento de Oliva organizó un concurso de carteles para anunciar la Fira.

Con el paso de los años la Fira del Motor de Oliva ha tenido altibajos, pero siempre un nivel que le otorgan los empresarios del sector que han confiado en la feria y que la han consolidado con alrededor de 18.000 metros cuadrados y sesenta estands participantes.

Compartir el artículo

stats