Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proyecto

El Estado cede a Gandia los 250.000 m2 que expropió en la playa de l'Auir

El alcalde anuncia la construcción de una pasarela de madera que unirá Gandia y Xeraco con una inversión de un millón - El proyecto estará en unos meses y podría iniciarse antes de elecciones

El Estado cede a Gandia los 250.000 m2 que expropió en la playa de l'Auir

El Estado cede a Gandia los 250.000 m2 que expropió en la playa de l'Auir

El alcalde de Gandia, Arturo Torró, anunció ayer que el Ministerio de Medio Ambiente firmará en breve un convenio mediante el que cederá al municipio las dos franjas de terreno que hace años expropió en la playa de l'Auir, situada entre Gandia y Xeraco.

Torró explicó que ese suelo, que no es urbanizable, será gestionado por el ayuntamiento y se dedicará a parque público. Se trata de dos franjas. La mayor de ellas tiene 100 metros de anchura por dos kilómetros de longitud, a lo largo de toda la costa. La otra discurre paralela a la calle de la Ribera Baixa, que marca el límite del suelo urbano de la playa de Gandia. En total, se trata de unos 250.000 metros cuadrados en una playa que sigue siendo virgen y que el alcalde quiere impulsar como zona de cámping-caravaning para atraer a potenciales turistas del norte de Europa fieles a ese modelo de turismo.

Precisamente ayer Arturo Torró también anunció que el Ministerio de Medio Ambiente ha dado su visto bueno a la construcción de una pasarela de madera a lo largo de la playa de l'Auir que financiará la Administración del Estado mediante la inversión de un millón de euros. El alcalde gandiense aseguró que, gracias a sus negociaciones, ese dinero se ha incluido en los presupuestos del Estado de 2015.

La pasarela llegará hasta el término municipal de Xeraco, por lo que ayer Arturo Torró anunció una reunión con el alcalde de esta localidad, Francesc Serralta, para participar conjuntamente en la elaboración del proyecto.

La pasarela será flotante para no dañar el espacio natural de l'Auir, pero el Ministerio de Medio Ambiente ha obligado a construirla por detrás de las dunas, y no por encima, como le había sugerido el alcalde. El ministerio ha considerado que esos «muntanyars» son intocables porque, entre otros motivos, están incluidos en la Red Natura 2000 de la Unión Europea como un espacio a preservar. Justamente por eso el proyecto va a ser redactado minuciosamente por técnicos del mismo Ministerio de Medio Ambiente.

Arturo Torró indicó ayer que no hay tiempo para disponer de la pasarela el próximo verano, como habría sido el deseo del Gobierno local, pero aseguró que muy probablemente las obras ya se habrán iniciado cuando esta legislatura toque a su fin, en mayo de 2015.

Compartir el artículo

stats