Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obras

Gandia rescata la obra paralizada de la plaza del Tirant para acabarla en seis meses

El alcalde se apresura a tener lista un proyecto que se encontró a medio hacer y cuyo autor ha recibido el Premio Nacional de Arquitectura

Gandia rescata la obra paralizada de la plaza del Tirant para acabarla  en seis meses

Gandia rescata la obra paralizada de la plaza del Tirant para acabarla en seis meses

El Ayuntamiento de Gandia acaba de liquidar el contrato de obras con la empresa ECSA, que en el año 2009 se adjudicó la construcción de la plaza del Tirant lo Blanc, un proyecto de 6,6 millones de euros que costó mucho más y quedó inconcluso y paralizado hace más de tres años.

Esta actuación fue noticia la semana pasada porque, como publicó Levante-EMV, el arquitecto que firmó el diseño, Juan Navarro Baldeweg, acaba de recibir el Premio Nacional de Arquitectura que otorga el Ministerio de Fomento por su trayectoria, representada en decenas de obras y paisajes. La plaza del Tirant de Gandia es la única que Baldeweg tiene en la Safor y, obviamente, su estado de abandono impide que pueda promocionarse.

Según explicó ayer el alcalde de la ciudad, Arturo Torró, el premio ha coincidido con el fin del proceso para reiniciar las obras y acabar la plaza, de manera que ahora el Gobierno local se apresurará para borrar esa imagen de abandono y poder disponer de una plaza del Tirant presentable antes de las próximas elecciones.

Eso se conseguirá con una partida del Plan Confianza de la Generalitat superior al medio millón de euros, suficiente para concluir el acabado superficial, el mirador al cauce del río Serpis, las casetas que se construyeron en la zona central y la nueva calle que surgirá en ese espacio, llamada Mossén Vicent Pascual, que unirá la explanada con la plaza de Sant Josep, en el distrito del Raval.

El inicio de los trabajos es, según Torró, «inminente», y cuando esté terminada la plaza se convertirá en un destino obligatorio para miles de personas, dado que las casetas ahora estropeadas serán la principal oficina de atención al público del ayuntamiento. Allí estarán, entre otros, los servicios de información institucional, pago de multas y tributos o el despacho para inscripciones en el padrón.

Paralelamente, el traslado de todas esas dependencias dejará libre la llamada Sala dels Arcs del Ayuntamiento de Gandia, situada en la misma planta baja, que ya se anuncia para acoger exposiciones.

Críticas al «elevado coste»

Según señaló ayer el alcalde de Gandia, el rescate de la plaza del Tirant, en el que se han invertido año y medio de gestiones, costará al ayuntamiento 141.000 euros frente a los más de 350.000 que pedía la empresa que se adjudicó el proyecto.

Torró aprovechó para criticar el «elevado coste» al que tuvo que hacer frente el ayuntamiento por esta actuación, concebida en la pasada legislatura. Según el alcalde, a los 8 millones invertidos aún harían falta otros 3 para completar todo el proyecto, que incluía un edificio en la esquina de poniente que ya ha quedado totalmente descartado.

Además, criticó que «mientras Orengo y Mut inauguraron la plaza a bombo y platillo, tuvo que ser el PP el que pagara cinco millones de euros por las obras».

Compartir el artículo

stats