Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salvem l'Auir duda que se pueda hacer la pasarela entre Gandia y Xeraco

El colectivo anuncia batalla para impedir un proyecto que considera que daña el ecosistema y el paisaje de las dunas protegidas «No es un trámite, se necesitan estudios importantes», advierte

Salvem l'Auir duda que se pueda hacer la pasarela entre Gandia y Xeraco

Salvem l'Auir duda que se pueda hacer la pasarela entre Gandia y Xeraco

El colectivo Salvem l'Auir, constituido para intentar preservar el estado natural del tramo de playa virgen existente entre Gandia y Xeraco, denunció ayer que el proyecto anunciado por el alcalde de Gandia para construir una pasarela de madera a lo largo de los dos kilómetros de este ecosistema acabará perjudicando a la flora, la fauna y el pasaje de las dunas.

Salvem l'Auir indica que ese proyecto es más perjudicial que las pasarelas perpendiculares al mar que facilitan el acceso a los bañistas y usuarios de la playa de l'Auir, dado que un paseo flotante a lo largo de todo el litoral «implica no solo la intromisión de un aparato extraño en medio del área, sino la presencia de público de manera continuada en un espacio natural frágil».

El colectivo ecologista añade que esa pasarela supondría una «interferencia en la vida, en la calidad visual del paisaje y en el conjunto del espacio natural de los 'muntanyars', las dunas, que están protegidas por la directiva europea de la Red Natura 2000.

En ese sentido, advierten al alcalde de Gandia de que esta actuación anunciada el pasado lunes, lejos de suponer un simple trámite administrativo, «requerirá estudios importantes» que implican a varias administraciones, de ahí que «anunciarlo como si fuera una obra inminente indica que, o bien es un producto electoral y un castillo en el aire o bien una chapuza».

Salvem l'Auir concluye que la devesa de l'Auir debería considerarse como un área protegida y que una pasarela a lo largo del cordón dunar tendría «un grave impacto sobre la zona».

Como publicó ayer este periódico, el alcalde gandiense anunció que a partir de ahora los técnicos del Ministerio de Medio Ambiente inician la redacción del proyecto, que costaría un millón de euros, pero lo más probable es que las obras no se puedan iniciar hasta después de las elecciones si, como es previsible, al final la Administración da su visto bueno a una actuación que seguro que acarreará polémica y rechazos.

Cuando los técnicos presenten el proyecto, es seguro que, junto a Salvem l'Auir, otras entidades y grupos políticos locales presentarán alegaciones para evitar que la pasarela junto a las dunas se convierta en realidad.

Compartir el artículo

stats