Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los incendios de Gandia fueron provocados por varias personas

En principio se creía que el autor era una sola persona que había actuado movido por el afán de venganza

Los incendios de Gandia fueron provocados  por varias personas

Los incendios de Gandia fueron provocados por varias personas

Las primeras investigaciones llevadas a cabo por la Policía Nacional sobre el carrusel de incendios que la madrugada del martes al miércoles llevaron de cabeza a los bomberos de Gandia y que provocaron, entre otras situaciones, el desalojo de un edificio en la calle Ferrocarril d'Alcoi, han permitido clarificar algunos aspectos que contradicen lo que se pensaba durante las primeras horas de ayer.

A diferencia de lo que se creía, todo apunta a que no fue solo una persona la autora de todos los fuegos. No se conoce tampoco el número exacto, aunque, según ha podido saber este periódico, los investigadores han podido constatar que se trató de un acción conjunta de varios individuos a los que la Policía Nacional está tratando de identificar.

Al cierre de esta edición no se había practicado ninguna detención respecto a estos hechos. Las investigaciones siguen adelante por parte de los agentes para, en los próximos días, identificar y arrestar a los autores y con ello aclarar lo sucedido en una madrugada que fue frenética en las calles de Gandia. Además de saber quién, el objetivo ahora se centra en conocer por qué lo hicieron.

Los agentes, en todo caso, estiman que alguno de los autores o todos ellos podrían haber vivido de manera ilegal en el piso que se incendió y esa es la principal pista que están siguiendo.

Cabe recordar que el intenso humo que provocó el fuego obligó a desalojar a todos los vecinos del edificio, una veintena, que tuvieron que salir a la calle en pijama, donde permanecieron durante más de una hora hasta que pudieron regresar a sus casas.

Como publicó ayer este periódico, el piso donde se inició el incendio estaba abandonado desde hacía tiempo y, de hecho, no tenía ni puerta.

Los bomberos constataron que había dos focos de iniciación de las llamas, uno en un sofá del comedor y el otro en la cocina, donde había una bombona de butano que suponía un peligro para los vecinos del inmueble.

Además del incendio provocado en el piso, también prendieron fuego a cinco contenedores en las calles Colón, Perú y Marques de Campo.

Compartir el artículo

stats