Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Los partidos tradicionales son empresas políticas»

Han pasado unos meses desde que se presentaron. ¿Ya tienen más definido hacia dónde van?

Guanyem Gandia siempre ha querido es alejarse de los partidos tradicionales. Entendemos que las formaciones políticas, habitualmente, limitan la forma de trabajar porque tienen unos intereses que no tienen nada que ver con la ciudad. Entendíamos que para defender los intereses de Gandia debíamos hacer una plataforma municipalista que solo se preocupe de Gandia y defendiendo propuestas que, independientemente de quien las proponga, sean buenas para la ciudad. No vamos a rechazar algo que sea positivo porque el nuestro sea otro partido político diferente al que lo propone.

Entonces, ¿está diciendo que sí que son un partido?

La plataforma lo que quiere es presentarse a las elecciones locales y para eso tienes que ser una plataforma con afán de convertirte en partido. En los próximos seis meses vamos a preparar la candidatura municipal para presentarnos. ¿Es un partido? Sí, pero también es una plataforma que no tiene ningún vínculo a nivel estatal. Estamos en un momento en el que la gente debe responder y creo que estamos en un punto histórico. Si no lo hubiera creído así no me habría planteado ni crear esta plataforma. La gente está harta de los partidos y más de la mitad no quiere votar ni a PP ni a PSOE.

¿Cómo será el proceso de elección del candidato a la Alcaldía?

Estamos tratando de recoger el máximo número de personas que quiera participar con nosotros, de empezar a hablar de propuestas concretas para la ciudad porque el programa es lo que hace que la gente se sume. Guanyem es la herramienta social de esos ciudadanos que se quejan en la tertulia de bar y que a los políticos les da igual porque se queda allí, en el bar. Pero si salgo y empiezo a recoger firmas, a moverme para hacer algo concreto, a los políticos ya les hace daño.

Cuando presentó la plataforma dijo que pretendía aglutinar a la izquierda de la ciudad, sin embargo, estos han formado la suya propia, Més Gandia.

Nosotros nunca hablamos de partidos políticos, sino de sumar personas. Hay gente en Guanyem que viene de EUPV, de Podemos o els Verds pero no vienen como partido. Estas iniciativas son intentos de los partidos tradicionales para intentar mantener su representación cuando la gente ya no cree en ellos. Yo no diré nunca que Guanyem está formado por cinco partidos que han pactado hacer una plataforma porque esa no es nuestra idea. Los partidos políticos, por desgracia, es uno de los cánceres de la política actual.

Pero usted ha estado en partidos políticos

Al contrario de lo que se dice, yo solo he estado en EUPV y después, como Mónica Oltra, vivimos una escisión y fuimos a parar a Compromís, concretamente a Iniciativa-Equo-Verds. Hay quien dice que he estado en cinco partidos pero nos separamos de EUPV por diferencias con el Partido Comunista y fuimos a Iniciativa-Verds-Equo que era lo mismo. Si los cuentas por separado son cinco pero en realidad no es así. Yo simpatizo mucho con Podemos a nivel nacional pero a nivel local estoy muy decepcionado. Es muy difícil hacer propuestas cuando la gente solo se preocupa por ver quién puede ser la imagen de Podemos. A mí me preocupa más las propuestas que la imagen.

¿Está renegando entonces de su etapa en partidos políticos?

Los partidos políticos tradicionales, a mi entender y por lo que he vivido durante nueve años en Esquerra Unida, son empresas políticas, donde si no eres fiel a quien está por encima de ti no eres grato. En nuestra plataforma, si hay algo que no gusta se modificará y se tratará de llegar a un acuerdo. Tengo claro que no vamos a hacer lo que hacen los partidos, que van todos a una voz y si alguien se mueve no sale en la foto.

¿Alguna propuesta?

La primera es la de mantener el uso sanitario del hospital. Queremos recoger firmas que se destine a enfermos crónicos. En 15 días logramos 412 firmas y aún estamos recogiendo. Es nuestra primera propuesta porque creemos que es algo que debe estar en el debate político. De hecho, fue plantear nosotros el tema y ya hay varios partidos que se han sumado, como el PP o Compromís. Me alegro de que lo hagan porque es algo importantísimo. La gente de los comercios, llorando, nos decía que si se ponían a hacer obras allí para levantar otro proyecto distinto cerraban y se marchaban.

Si llega a gobernar, ¿qué haría con la deuda de Gandia?

Hay unos créditos de dudosa legalidad de la pasada legislatura, por los que está imputado el exalcalde y que Gandia no tiene por qué asumir. Yo pediría responsabilidades a quienes firmaron ese préstamo e intentaría buscar la forma de no tener que hacer frente a los costes que le suponen esos créditos a Gandia. Ese porcentaje de deuda, que es bastante grande, intentaría buscar la forma de que Gandia no tuviera que asumir, como mínimo, los intereses. Luego, refinanciar la deuda es fundamental. No sé si con una quita o con cualquier otro sistema, pero es clave.

Compartir el artículo

stats