Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«De la legislatura me han decepcionado el alcalde y la oposición»

Extraña que Els Verds no haya llegado a un acuerdo con otras formaciones para concurrir a las elecciones en Gandia.

Estamos ante una situación política diferente, de crisis del bipartidismo, de gran decepción por los casos de corrupción, etc. No habrá mayorías absolutas y, por lo tanto, es momento de que cada opción que tenga un modelo de ciudad e ideología, y Els Verds somos la tercera ideología de Europa, se presente. No es momento de voto útil. Lo útil será votar ideología y candidatos.

¿Por qué otra vez Joan Francesc Peris de cabeza de lista?

Porque así lo decide la asamblea. Somos un partido históricamente asambleario, somos aquel partido que surgió de las izquierdas tradicionales de Alemania, superando viejas maneras de hacer política, y si tenemos que concurrir en solitario, pensamos que representaba el mejor espíritu de Els Verds.

¿Cómo ha visto usted la primera mayoría absoluta de la historia de Gandia?

Con mucha decepción. Por parte del señor alcalde y por parte de la oposición. Creo que se han perdido cuatro años para resolver el problema económico que tiene esta ciudad, heredado de la anterior legislatura. Pero también es verdad que se ha duplicado la deuda y encima seguimos con diez mil desempleados. Se han perdido cuatro años de una política de soberbia, el alcalde no ha sabido gestionar una mayoría que le habría permitido ser más flexible porque tienes la partida ganada. Y la oposición se ha dedicado más a destruir que a construir. Deberemos empezar a construir entre todos. Gandia necesita presente y futuro y eso se hace desde una política más tranquila y más consensuadora.

¿Qué ha aportado el concejal de Els Verds en esta legislatura?

Tranquilidad y trabajo de forma leal con el grupo socialista. Ha ido a muchas comisiones con una dedicación de media jornada, hasta que el alcalde se la retiró en uno de sus arrebatos, y ha hecho una aportación de propuestas, hasta el punto de que el grupo recapacitara algunas de sus decisiones. Y al final de la legislatura, cuando decidimos ir a las elecciones, pensamos que no debíamos seguir en un grupo municipal con el que no vas a compartir futuro. Lo hemos hecho con tranquilidad y sin conflictos.

Trescientos millones de deuda municipal y aún hay quien quiere gestionar una situación a todas luces catastrófica.

Es que es el momento en que el capitán no debe abandonar el barco. Es el momento de aportar, de trabajar por la ciudad. Creo que durante muchos años hemos trabajado y justo ahora, en momentos de austeridad, debemos demostrar nuestra capacidad. Creo que las mejores personas de todas las ideologías debemos llegar a acuerdos políticos y económicos para sacar la ciudad adelante. Por eso Els Verds queremos estar en el ayuntamiento.

¿Y cree que hay alternativas más allá de subir impuestos y recortar servicios?

Sí. Hay una parte de solución. Hay que ir donde hay dinero para las ciudades. Europa tiene un Banco de Inversiones, fondos Life y otras líneas de ayudas. Creemos que las políticas ambientalistas son las que Europa financia. Gandia recibió muchos millones de Europa cuando tampoco tenía dinero. Vamos a financiar proyectos novedosos, innovadores, nuevas energías, protección del territorio? para dinamizar la ciudad y generar impuestos. Así se construye la nueva economía.

¿Detecta un cierto rechazo ciudadano hacia la política?

Sí.

¿Y augura una nueva etapa?

También. Porque detecto esperanza. La gente está cansada de la vieja política, de la corrupción, del bipartidismo, de las listas cerradas. Pero también respalda las nuevas alternativas, que en España son novedosas pero que ya existen en otros países. A nosotros han venido personas que nos han dicho: 'quiero estar en la candidatura de Els Verds'. Hay que reformular la política.

¿Els Verds podría pactar con el PP de Gandia?

No nos planteamos ese escenario, pero hay que esperar a que los ciudadanos voten. A partir de ahí creo en un pacto social y económico, con partidos, sindicatos, empresarios y entidades sociales para ver cómo salimos del marasmo en el que está el ayuntamiento y qué modelo aplicamos para dar trabajo a las diez mil personas que no lo encuentran. Eso no es un pacto de gobierno con el PP.

¿Habla de un gobierno de concentración por una situación de emergencia?

Efectivamente. Ya dije hace tiempo que Gandia necesita un gobierno de concentración. No un pacto bilateral para dar una mayoría de 13 concejales. Si de las elecciones salen tres o cuatro fuerzas sin mayorías, no creo que sea momento de izquierdas o derechas, sino de personas que se pongan a trabajar con sentido común por el bien de Gandia.

Compartir el artículo

stats