Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La gran mentira

A yer, la Sra. Diana Morant y su becario económico el Sr. Salvador Gregori dieron dos noticias, la primera que había aprobado el Ministerio un adelanto del PIE de 17 millones de euros, y la segunda que los bancos habían aceptado la refinanciación después de aprobar el encorsetado Plan de Ajuste del Ministerio. Para que la gente lo entienda, esto que a todas luces parece bueno no es más que un engaño en toda regla, o mejor dicho, pan para hoy y hambre para mañana.

Esta misma oferta nos hizo a mí y a mi Gobierno el Ministerio de Hacienda tres años atrás y dije que no. Y dije que no porque no soluciona la deuda bancaria de Gandia. Al contrario, la estrangula más. Primero, porque nos endeudamos con un nuevo crédito a diez años de 17 millones que aumenta la deuda a corto plazo, porque por el nivel de endeudamiento bancario que nos dejó el PSOE, diez años es un muy corto plazo.

Segundo, aplicando la misma política que utilizaba el ex alcalde José Manuel Orengo piden carencia tras carencia de dos años, pero, ¿qué pasará a partir del cuarto y del quinto año? Pues que otra vez estaremos en cuotas de 18 y 20 millones anuales, que son totalmente impagables. Esto, el dúo de licenciados lo vende como un logro, esto, y perdónenme la expresión, no lo hace ni un alumno de primero de económicas, esta barbaridad es propia de los que necesitan el puesto para vivir y se asustan de llevar una negociación al límite, como llevó el Gobierno del PP con el Ministerio, no cediendo ante esta propuesta que sangraba a los ciudadanos con una brutal subida de impuestos, como la que ha hecho la Sra. Morant y sus asesores y que afectará a todos los hogares de los Ciudadanos de Gandia.

Hasta cuatro veces me senté con el Gabinete del Ministro y dije no, aunque nos tuviesen que intervenir, nosotros pedíamos, desde que llegamos y nos vimos la brutal deuda que nos dejaron, 40 años para amortizarla y no queríamos ni carencia. Esto salía a una cuota de 8 millones año, digerible y pagable incluido un colchón para proveedores. Esto que lo entiende cualquier persona cuando refinancia su hipoteca a más largo plazo para poder asumirla, estos magos de la «titulitis sin experiencia» no han conseguido entenderlo. Ellos, como ya comenté, fueron a Madrid hicieron la reverencia y «pa casa» con una sangrante subida de impuestos del 24 y 26%, y una refinanciación a 18 años.

Ahora dice el Sr. Salvador Gregori que estamos al día en bancos y tenemos viabilidad financiera. ¡Claro!, no vamos a pagar en dos años, pero y después, cuando tengamos que pagar 20 millones año, ¿donde estará la viabilidad? ¿Y de donde lo pagaremos?, ¿otra vez subida de más impuestos? Y no hablemos del crédito del agua, que eso ya vendrá, y dará mucho para escribir. ¡Qué ruina Dios mío!, qué ruina y todo por no enfrentarse a Montoro, que al fin y al cabo esta defendiendo al Ministerio, cosa que para nada hizo la Sra. Morant con los ciudadanos de Gandia. Ella prefiere pagar a bancos y subir impuestos, que perder el sillón. En fin, es lo que hay.

Compartir el artículo

stats