Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Se ríen de Roís de Corella

Se ríen de Roís de Corella

Se ríen de Roís de Corella

Pronto se cumplirá un año del traslado del hospital comarcal al nuevo edificio en el polígono Sanxo Llop. Un año desde que Roís de Corella, el barrio del que soy presidenta de la Junta de Distrito, perdió la actividad que más vida le daba a la estructura comercial de la zona. Y ocurrió después de que, durante cuatro años en los que la inauguración del nuevo hospital era una cuenta atrás constante, el PP de Arturo Torró y de Andrés Puig no hiciera nada.

Sabían que lo más probable era que, durante su mandato, Roís de Corella perdiese su hospital. Lo repetimos en varias ocasiones y les pedí en reiterados plenos la convocatoria de la Junta de Distrito. Pero Guillermo Barber, entonces presidente de la Junta, debía tener cosas más importantes que hacer, pues su barrio fue de los que menos sesiones de la Junta de Distrito realizó.

¿Cómo nadie del anterior gobierno pensó en actuaciones para el barrio, para el antiguo edificio? Y, lo que es peor, ¿cómo tienen la poca vergüenza de criticar ahora el trabajo que este gobierno está haciendo para que la Generalitat inicie el proceso de reapertura del antiguo hospital? Seguramente al señor Andrés Puig le saben a poco los 150.000 euros destinados en el presupuesto. Sin embargo, debería saber que son más que los 0 euros que destinó el PP de Fabra y Camps, y debería saber que, entre otras cosas, no se puede destinar una partida mayor porque es el actual Consell el que tiene que pagar el nuevo hospital, que el PP dejó a deber. En total, 30 millones de euros. Ese es el ejemplo de apuesta por la Sanidad del PP.

El tres en raya del PP (gobierno local, autonómico y nacional) de poco le sirvió a Roís de Corella. No habían programado nada para este gran edificio que iba a dejar al barrio desolado y sin vida desde el mismo día en que cerrase sus puertas. Parece mentira que hablen de «barrio que languidece» los mismos que dejaron a Roís de Corella abandonada, los que se inventaron un concurso de ideas que jamás se hizo realidad y los que hoy se burlan con sus 150 carcajadas. ¿Les parecerá poca inversión que la Generalitat ya tenga previsto un plan para reabrir el edificio? Les parecerá poco a ellos que tras más de 20 años al frente de la Generalitat y gobernando en mayoría absoluta en Gandia, no pudieron hacer fuerza para que nos tuvieran en cuenta en Valencia y se hubiera previsto alguna partida, por pequeña que fuese, para darle una continuidad a esta gran edificio.

Yo me pregunto: ¿qué propuso el PP, a nivel local, para paliar los efectos del cierre del hospital? Nada. En cambio, nosotros no hemos dejado de trabajar y llevar a cabo pequeñas propuestas y en preparar un mercado para Roís de Corella. Ellos dicen que la idea del mercadillo es «facilona» y poco atractiva. Pues mire, esta es la propuesta de los comerciantes y restauradores del barrio con los que hemos acordado toda una programación para activar el barrio hasta la nueva apertura del hospital. ¿Qué hizo el Sr. Guillermo Barber? Cargarse las actividades del barrio, las fiestas, dejar un trinquet inacabado? éste es su currículum. Lo de idea facilona» lo dice el Partido Popular que por no tener, no tuvo ninguna idea ni presentó ninguna propuesta.

Y en algo le daré la razón al escrito de Andrés Puig: el barrio de Roís de Corella se mantiene vivo por la fuerza y el empeño de quienes viven y tienen sus negocios en él, porque si es por la ayuda que ustedes les prestaron, ya habrían cerrado. Pero es que al menos ahora estos comerciantes y vecinos tienen un horizonte al que mirar, que será ese Centro de Salud que volverá a atraer gente al barrio. Tengan ustedes paciencia y la certeza de que así será, y no como ocurrió estando su partido en la Generalitat y en el ayuntamiento.

Compartir el artículo

stats