Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gandia

Causan grandes destrozos en un asalto al estadio Guillermo Olagüe

La acción tuvo lugar la tarde del lunes festivo y los ladrones se llevaron un ordenador, una pantalla, bebida y entre 250 y 300 euros

Causan grandes destrozos en un asalto al estadio Guillermo Olagüe

Causan grandes destrozos en un asalto al estadio Guillermo Olagüe

La historia se repite y un robo vuelve a causar destrozos en material que exceden en mucho el valor de todo lo robado. Ocurrió el pasado lunes en las dependencias del estadio municipal Guillermo Olagüe de Gandia, cuando un grupo de personas logró burlar los controles y accedió desde el polideportivo a la zona donde están los vestuarios y los despachos que utilizan los clubes que entrenan y juegan en ese lugar.

Aprovechando que era una jornada festiva y que por la tarde el polideportivo cierra, el asalto se produjo a través de una puerta blindada que reventaron. A partir de ahí, usaron la misma técnica de destrozar taquillas y puertas interiores. Los daños materiales son cuantiosos en las taquillas y oficinas de la UE Gandia, el CF Gandia y el CF Base Gandia. Responsables de la primera de esas entidades señalaron que de de su local se llevaron un ordenador, ropa, una pantalla de televisión, bebidas y entre 250 y 300 euros que había depositados.

El Ayuntamiento de Gandia, que ha presentado denuncia, no ha podido hacer todavía una valoración de los daños causados, pero las instalaciones municipales están aseguradas y ayer se esperaba la presencia de los peritos para que tomen nota para empezar a repararlo.

Muchas de las puertas y de las taquillas que los jugadores usan para guardar sus pertenencias durante los entrenamientos y los partidos deberán repararse o, las más afectadas, incluso sustituirse porque los autores de esta acción no tuvieron el más mínimo miramiento a la hora de causar daño para lograr su propósito.

Otro asalto en el Fort Llopis

Este robo podría guardar relación con otro ocurrido el mismo lunes en el bar del campo de fútbol Fort Llopis del Grau de Gandia, de ahí que no se descarte que se trate de las mismas personas. Los cacos calcularon el momento, un lunes festivo entre otras dos jornadas festivas que presentan una escasa o nula actividad en las instalaciones municipales.

En el caso del campo grauero, los asaltantes optaron por llevarse botellas de bebidas alcohólicas que había en el bar, si bien allí los daños son muy inferiores a los del Guillermo Olagüe.

Pese a existir vigilancia casi permanente, el Ayuntamiento de Gandia recomienda a usuarios y clubes deportivos que disfrutan de sus instalaciones que nunca dejen objetos de valor ante el riesgo de que ocurran actos como estos.

Compartir el artículo

stats