Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno de Bellreguard responderá a los vecinos sobre el presupuesto antes de aprobarlo

La asamblea se ha convocado para el miércoles de la próxima semana, por obligación de un reglamento

El alcalde y los concejales del Gobierno local de Bellreguard, integrado por los concejales del PSPV-PSOE y de Compromís, tendrán que responder a las preguntas que los vecinos planteen sobre el presupuesto municipal de 2017 antes de que ese documento sea aprobado por el pleno.

Así lo establece el Reglamento de Participación Ciudadana recientemente aprobado por el consistorio, precisamente para que los vecinos asuman más protagonismo en la vida pública y, en la medida que la ley lo permita, sean actores de una administración que, como la local, adopta acuerdos que les afectan directamente.

Así, el ayuntamiento informó ayer que esa asamblea para que los vecinos que lo deseen pregunten sobre el presupuesto tendrá lugar el miércoles que viene, 30 de noviembre, a partir de las 20 horas en el propio consistorio.

La cita, denominada «audiencia pública» supondrá, a partir de ahora, una obligación para los responsables políticos locales cada vez que se plantee la aprobación del presupuesto anual municipal.

20.000 euros de inversión

El concejal de Participación Ciudadana, Àlex Ruiz, señaló ayer que este es «un mecanismo complementario, ya que sin transparencia y cuentas claras, los ciudadanos no pueden implicarse ni tomar decisiones».

Un segundo aspecto de los nuevos tiempos en participación es que, por primera vez, y en una experiencia piloto, el Gobierno local ha reservado una cantidad de 20.000 euros en los presupuestos de 2017 cuyo destino será el que decidan los ciudadanos.

Aunque el presupuesto del año que viene, que alcanza los 3,2 millones de euros, se presenta ya confeccionado, no se descarta que de las propuestas que surjan de la asamblea vecinal puedan ser modificados, antes e incluso después de su aprobación.

El Real de Gandia, Xeresa y Benifairó de la Valldigna son otros ayuntamientos de la Safor que, en los últimos años, han aplicado sistemas de participación pública para decidir dónde se invierte dinero público.

Compartir el artículo

stats