Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una pareja estafa a una empresa de apuestas y juegos de Gandia duplicando la relación de premios

Los autores, un matrimonio separado, se aprovecharon de que la mujer seguía trabajando en la empresa

Los premios en metálico que se ofrecen en un salón de máquinas recreativas de Gandia están en el centro de una operación realizada por la Guardia Civil que ha permitido detener y poner a disposición judicial a una pareja que llegó a estafar, según denunció la empresa, alrededor de ocho mil euros mediante un ingenioso procedimiento que sorprendió a los investigadores.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de agosto, pero no se conocieron hasta que el hombre y la mujer, que han reconocido los hechos, cobraran las cantidades estafadas, algo que tuvo lugar dos meses después. La espera se produjo presumiblemente con la intención de no levantar sospechas a los responsables del salón de juegos y apuestas.

La empresa, que tiene un salón muy frecuentado por jugadores en la gandiense avenida de la República Argentina, detectó que algo extraño pasaba con el cobro de esos ocho mil euros y lo denunció a la Guardia Civil al sospechar que estaba siendo víctima de una estafa porque los números de los premios concedidos no cuadraban. Acto seguido, los investigadores de la Benemérita llevaron a cabo un análisis en profundidad del software de la empresa y del sistema informático de la concesión y el pago de premios y descubrieron que la pareja había actuado duplicando los tíquets de premios que se habían otorgado en su salón con la clara finalidad de cobrar un dinero que no le pertenecía.

La investigación llegó a la conclusión de que ese proceso había sido realizado por un hombre de nacionalidad española que había estado casado con una trabajadora del salón de juegos, de nacionalidad uruguaya.

Los dos fueron detenidos por la Guardia Civil y, ante la evidencia de las pruebas que habían podido recabar los agentes, no tuvieron otra opción que reconocer los hechos. Ambos, acusados de un delito de estafa, han pasado a disposición judicial y, tras prestar declaración, quedaron en libertad con cargos.

Compartir el artículo

stats