Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio 'tallat' y te robo el móvil

Detenido en Oliva un joven que sustrajo varios teléfonos en cafeterías de la localidad al ser filmado por una cámara - El hombre, de nacionalidad rumana, casi nunca se tomaba toda la consumición

Medio 'tallat' y te robo el móvil

Medio 'tallat' y te robo el móvil Levante-EMV

Un joven de nacionalidad rumana residente en Oliva había encontrado una forma sencilla de hacerse con unos ingresos extra, pero precisamente por repetir el mismo procedimiento una y otra vez ha acabado detenido por agentes de la Guardia Civil de la localidad en una operación que contó con la colaboración de algunas de sus víctimas y de miembros de la asociación de hosteleros de la ciudad.

El hombre, de 23 años, está acusado de haber robado al menos cinco móviles que sus propietarios habían depositado en la barra o en la mesa de un bar mientras tomaban algo, si bien se sospecha que esta misma persona podría ser la autora de otros robos cometidos de la misma manera.

Según señalaron los hosteleros de Oliva, en todos los casos el ahora detenido llegaba a una cafetería de la localidad y se posicionaba en las proximidades de alguien que, como suele ser muy habitual, deja su teléfono móvil encima de la mesa o de la barra mientras toma una consumición.

Elegida la víctima, el detenido solicitaba un «tallat» o un café con leche para despistar y, a la mínima que el propietario del aparato perdiera la atención, se lo arrebataba al descuido.

El caso es que, para no levantar sospechas en el momento en que el dueño del móvil comprobara que ya no lo tenía, optaba por abandonar cuanto antes ese lugar, dejando casi siempre a medias su consumición, lo que llamó la atención de los camareros.

Su suerte se frustró cuando en una de las cafeterías, que contaba con cámaras de seguridad, su acción quedó grabada mientras le arrebataba el móvil nada menos que al propio camarero.

Difusión de la fotografía

Además de presentar la correspondiente denuncia a la Guardia Civil, la imagen del sospechoso fue colgada en las redes sociales por miembros de la asociación de hosteleros de Oliva, que ya empezaban a sentir cierta alarma por la proliferación de este tipo de robos. La casualidad hizo que, al extenderse esa fotografía, una persona se lo encontró por la calle y activó el procedimiento que acabó con su detención.

La investigación de la Guardia Civil aún depararía sorpresas porque descubrió que, para completar esta actividad delictiva, el autor había encontrado quien le comprara la mercancía robada. Se trata de otra persona, un ciudadano marroquí de 43 años que regenta un locutorio telefónico y que también fue detenido en el local comercial, acusado de un delito de receptación. La mayoría de los aparatos fueron recuperados en este mismo establecimiento, y otros ya habían sido vendidos a otras personas.

Según señalaron víctimas que perdieron su móvil, en la rueda de reconocimiento que realizó la Guardia Civil con el sospecho, todos los afectados le señalaron como la persona que estaba en el mismo bar y a la misma hora que su teléfono se esfumó. Los dos detenidos, que pasaron a disposición del juez, han quedado en libertad con cargos.

Compartir el artículo

stats