Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Soler anuncia que en Gandia «ya no habrá más amenazas de moción de censura»

? La Ejecutiva del PP aprueba, por unanimidad, no aceptar «más chantajes» de Ciudadanos y sitúa toda su estrategia de futuro en las elecciones de 2019 ? La plana mayor del partido carga contra Palmer por mantener al Gobierno de PSPV y Més Gandia

El Gobierno local de Gandia, formado por el PSPV-PSOE y la Coalición Més Gandia, terminará la legislatura sin temer que una moción de censura pueda abortar el proyecto que ambos grupos se plantearon para los cuatro años al frente del consistorio.

La Ejecutiva local del PP, presidida por el concejal y diputado Víctor Soler, ha adoptado la decisión de no plantearse ni aceptar propuestas del único concejal de Ciudadanos para, sumando a los 12 del PP, derribar a la alcaldesa Diana Morant y formar un gobierno alternativo.

Soler lo dijo ayer de dos formas. La primera muy en serio: «Ya no habrá más amenazas de moción de censura». La segunda, en tono irónico: «El yogur tiene fecha de caducidad».

El anuncio del PP, que según Soler no ha sido «un calentón», sino una decisión tomada de forma «sosegada y reflexionada», incluyó una puesta en escena como hacía tiempo que no se veía. Los líderes del PP local acudieron a la sede del partido y allí, en presencia del exalcalde Arturo Torró, arremetieron contra Ciudadanos, el partido al que, durante los últimos veinte meses, se han dirigido, tanto veladamente como mirándole a los ojos, para ofrecerle una moción de censura que hubiese puesto fin al Gobierno de socialistas y Més Gandia que el PP ha descalificado y criticado con dureza desde el primer día.

Más allá de las declaraciones, lo que el PP ya ha descubierto es que, casi en el ecuador de la legislatura que empezó en junio de 2015, no existe la más mínima esperanza de que Ciudadanos cambie su postura y acepte formar parte de un Gobierno con el PP. Por eso Víctor Soler ha decidido fijar el campo de juego en su perspectiva política y se sitúa en la tesitura de preparar la estrategia dirigida a ganar las elecciones municipales de 2019 y, si es posible, volver a situar a su partido en la alcaldía de la ciudad.

En la comparecencia de ayer, donde, además de Soler, intervinieron Ana Penalba, Vicent Gregori y Alberto Moratal, el núcleo duro del PP gandiense no solo cargó contra el Gobierno local «de izquierdas, nacionalista y catalanista», sino que dirigió sus peores dardos contra Ciro Palmer, el representante municipal de Ciudadanos, al que acusan de ser el único responsable de que Gandia no esté gobernada por el «centro derecha».

Ana Penalba dijo que Ciudadanos de Gandia es «una franquicia de Albert Rivera que entregó el gobierno a una lista de perdedores». Consideró que Ciro Palmer «se ha aprovechado» del hecho de ser decisivo en el ayuntamiento, y lo acusó de «chantajear por un lado al Partido Popular y por el otro lado al gobierno de izquierdas que preside Diana Morant».

Por su parte el secretario del PP de Gandia y concejal Vicent Gregori, recordó que su partido «ganó las elecciones» y que, por ello, tendría que haber gobernado la ciudad, acusando a Ciro Palmer de «virar a la izquierda tras un pacto de despacho donde se repartieron los sillones. Favores ocultos que a día de hoy no han explicado a la ciudadanía».

Por último, Víctor Soler recalcó que la decisión de no volver a hablar de moción de censura en esta legislatura es una decisión adoptada por unanimidad en el Comité Ejecutivo Local, del PP, y concluyó que desde ahora hasta mayo de 2019, pase lo que pase, los 12 concejales del ayuntamiento «estarán en la oposición».

Compartir el artículo

stats