Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jóvenes piden paso

?El grafismo gandiense vive un momento dulce con numerosos diseñadores que dan servicio a empresas e instituciones ?La precariedad laboral también les pasa factura y la mayoría se ven abocados a ser autónomos y a rebajar sus tarifas

La vocación es el motor que les empuja a seguir, a pesar de todo, en el mundo del diseño gráfico, un sector en muchas ocasiones maltratado por la incomprensión general y el intrusismo profesional. Tienen la energía suficiente para buscarse la vida como autónomos o creando pequeñas empresas, ya que no les queda más remedio, conscientes de que difícilmente volverán los tiempos de las vacas gordas y de las grandes agencias de publicidad y comunicación, sobre todo en ciudades de tamaño medio como Gandia.

Levante-EMV recopila en esta pequeña muestra (por cuestiones de espacio no pueden figurar todos los que son) una selección de jóvenes diseñadores gandienses que narran sus experiencias, inquietudes y opinan sobre su oficio en los tiempos de internet y de la crisis. Muchos se han formado en la academia de Sant Carles o en la Escola Superior d'Art i Disseny, en València, pero otros son antiguos alumnos del Centre de FP la Safor de Beniarjó, gran cantera de profesionales en el ámbito de la preimpresión, y se han ido reciclando. Porque en este oficio la máxima de renovarse o morir sigue vigente, incluso se tiende a una hiperespecialización que obliga o a adquirir esos conocimientos o a trabajar en red junto a «nuevos» profesionales como programadores informáticos o «community managers», para confeccionar campañas virales en el entorno «web».

Y es que internet ha sido una verdadera revolución para ellos, escaparate y plataforma en las que muestran sus trabajos, su cartera de clientes y se crean una marca.

Una generación preparada y que viene pisando fuerte, pero que también reconoce el legado de otros publicistas y diseñadores valencianos consagrados como Álex de Vila o Pepe Gimeno, o Juan Carlos Llobell o Virgili Sòria en la escala local. Reivindican la parte creativa y artística del diseño gráfico, por mucha innovación tecnológica que haya. Piden respeto a la propiedad intelectual de sus obras, que las empresas cuenten más con ellos, y más ventajas fiscales como autónomos.

Compartir el artículo

stats