09 de marzo de 2018
09.03.2018

El Consell no espera al Gobierno y da el primer paso para la ronda de Tavernes

La Conselleria de Territorio licita la redacción del proyecto para sacar el tráfico del casco urbano - La laminación del río Vaca habría validado el anterior trazado, que fue rechazado por la CHJ

09.03.2018 | 04:15
La ronda de circunvalación evitará el paso de miles de vehículos diarios por el casco urbano.

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio ha dado el primer paso para que la prometida ronda de circunvalación que servirá para sacar el tráfico del casco urbano de Tavernes de la Valldigna pueda ver algo de luz. Es solo un pequeño trámite, pero al menos desbloquea un proyecto que lleva décadas encallado en los cajones de las administraciones.

Ayer salió a licitación la redacción del proyecto básico de la ronda, cuyo plazo de ejecución es de un máximo de 24 meses. Este nuevo trazado vendrá a sustituir al que se elaboró hace muchos años pero que fue desestimado porque la Confederación Hidrográfica del Jucar (CHJ) en tanto que transcurría por una zona inundable.

La laminación del Vaca, una infraestructura que hubiera tenido que llevar a cabo el Gobierno central en Tavernes para evitar las inundaciones de este río cuando se producen episodios de fuertes lluvias, habría solucionado el problema. Este proyecto, sin embargo, duerme el sueño de los justos desde que Acuamed decidiera desestimarlo en 2015 pese a que está declarado de interés público.

Así pues, la Generalitat se adelanta al Ejecutivo central y ahora, en comunión con el ayuntamiento de Tavernes, va a elaborar un nuevo proyecto que salve el principal escollo que tenía el anterior y era que el trazado transcurría casi encima del lecho del propio río, motivo por el que la CHJ lo desestimó en su día.

Además, también modifica el modo en que se conseguirían los terrenos para la construcción de la vía. El diseño que se descartó estaba condicionado al desarrollo urbanístico de diferentes sectores, algo completamente inviable ni ahora ni en próximas décadas.

El proyecto que propone ahora el ayuntamiento vallero a la Generalitat discurriría por el sur del casco urbano, concretamente por el margen derecho del Vaca, entre este río y el Badell, que también pasa por el término municipal vallero y en paralelo al camino Herrera. Para la obtención de los terrenos se optaría por el método clásico de expropiación.

El acceso a la N-332 se situaría entre la gasolinera de Bordería y la Casa Verda aproximadamente.

Estas son las indicaciones que ha dado el ayuntamiento vallero. Ahora serán los técnicos los que tendrá que concretar el trazado y decidir si aceptan esta propuesta. Este trabajo incluirá un estudio topográfico, de paisaje y de impacto ambiental, entre otros.

Para el concejal de Urbanismo, Josep Llàcer, esta supone «una muy buena noticia» para Tavernes, ya que permitirá sacar del casco urbano a los miles de vehículos, muchos pesados, que lo cruzan cada día y que suponen una molestia para los vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook