13 de marzo de 2018
13.03.2018

El Portuarios Disarp acaricia la salvación, la UE Gandia se desinfla y el Tavernes puntúa

Los graueros vencen en Algemesí, el Carcaixent gana en el Olagüe y los valleros empatan 0-0 en Alginet

12.03.2018 | 22:46

La UD Portuarios Disarp ya toca la permanencia con la punta de sus dedos, después de ganar 0-2 al desahuciado y virtualmente descendido, Racing Algemesí, en el partido de la 26ª jornada de liga regional preferente disputado el pasado domingo.

Los graueros, conscientes de su situación pero especialmente la de su adversario, salió al campo «muy enchufado y nos adelantamos en el minuto 7 con un tanto de Ramis», relataba su entrenador, Salva Moratal, añadiendo que «en los primeros 15 minutos podríamos haber sentenciado, pero después lo pasamos mal porque ellos nos agobiaron jugando a favor del fuerte viento que hizo en el campo».

Tras la reanudación, el Algemesí estiró sus líneas pero dejó espacios que el Portuarios supo aprovechar para anotar el 0-2 por medio de Ximo. En este segundo periodo los porteños se sintieron más cómodos.

Moratal apunta que «con 4 puntos más ya tendremos asegurada la permanencia», aunque la continuidad del Portu en preferente ya no peligra.

La UE Gandia, por su parte, ha visto como se le esfuman las pocas opciones que tenía de alcanzar la zona de promoción de ascenso, tras caer por 2-3 frente a la UD Carcaixent en el estadio Guillermo Olagüe.

Según indicaban ayer desde el club gandiense «salimos muy mal en la primera parte, fatales en defensa por las ausencias de Raúl Muñoz, Joan Císcar y Jorge Moya y encima tuvo que jugar Bertó que estaba tocado.

En la segunda parte, la UE Gandia estuvo mejor, pero con más corazón que cabeza y el Carcaixent marcó dos goles a la contra cuando mejor y más volcado estaba el cuadro local.

La UE Gandia ve truncada su racha después de tres victorias consecutivas.

La UE Tavernes saldó con un empate sin goles, 0-0, su visita al campo de la UD Alginet, un rival que se jugaba mucho en busca de la promoción de ascenso. Pero el domingo se encontró a un Tavernes serio y ordenado que supo jugarle. Defensivamente estuvo inmenso con Aarón y Palomares bien secundados por sus compañeros y en la parte ofensiva Magraner hizo un gran encuentro.

La mejor ocasión fue para el equipo vallero en las postrimerías del partido con un remate de cabeza que se estrelló en el poste después de tocar en un jugador local cuando ya se colaba en la portería.

Al final, reparto de puntos muy justo viendo lo sucedido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook