16 de mayo de 2018
16.05.2018

El concejal de Bellreguard de los mensajes machistas pide perdón a su manera

Paco Moratalla escribe un mensaje en el que se disculpa con «quien se haya sentido ofendido» pero no se retracta. Dice que las publicaciones provienen de páginas «donde prima el cachondeo y la ironía

16.05.2018 | 10:58
El concejal de Bellreguard de los mensajes machistas pide perdón a su manera

Paco Moratalla, el concejal del PP de Bellreguard que ha compartido decenas de mensajes machistas y xenófobos en su muro de Facebook, emitió, la tarde del lunes y a través de la misma vía, un comunicado en el que, a su manera, pedía disculpas «a quien se haya podido sentir ofendido».

En realidad, en su máxima extensión, el escrito está dirigido a tratar de justificar su actitud y de demostrar que todo se debe a una campaña de desprestigio hacia él. Insiste en que, desde su punto de vista, las imágenes que se pueden ver en su perfil de Facebook donde se denigra y estereotipa sin reparo a las mujeres son «viñetas de humor» que comparte de páginas en las que, remata, «prima el cachondeo, ironía y buen rollo».

Manteniendo la versión que dio a este periódico el mismo día, Moratalla insiste en que detrás de este «escarnio» está la denuncia que hizo su partido sobre presuntas irregularidades por parte del Gobierno local del municipio, formado por Compromís y el PSPV, en la construcción de la Casa de la Música y la existencia de facturas abonadas por trabajos que no se han ejecutado. «La libertad de expresión queda supeditada a lo que diga el grupo Compromís», indica.

Moratalla dice que «hasta amigas mías se sorprenden de la interpretación que se le quiere dar a la basura que pretenden arrojar sobre mí», insistiendo en que el hecho de que se hayan hecho públicos los mensajes responde a una respuesta política a su acción desde la oposición.

Pese a que de su escrito no se desprende en ningún momento que se retracte de sus acciones, el concejal asegura que «si alguien se siente ofendido u ofendida, lo siento, pero esa no es ni fue mi intención». «Quien me conoce sabe que jamás haría daño a nadie, faltaría más», apostilla.

El concejal de la oposición de Bellreguard defiende también que «respeto y respetaré siempre a hombres, mujeres, animales y toda forma de vida, puesto que desde pequeño se me inculcaron valores y sobre todo educación».

Tras esto, se muestra dispuesto a «seguir luchando» contra «los artífices de esta cortina de humo que pretende tapar sus vergüenzas» y se pregunta «¿por qué se pagan 3.500 euros de un pararrayos que no se ha instalado?», en referencia a la obra de la Casa de la Música llevada a cabo por parte del Gobierno local.

La tarde de ayer aún se mantenían los mensajes que Moratalla ha compartido en su perfil de Facebook durante las últimas semanas. Algunos de los «memes» dibujan a una mujer hipersexualizada, cosificada e incluso en una postura sexual denigrante. También hay mensajes procedentes de páginas de extrema derecha que criminalizan la inmigración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook