09 de julio de 2018
09.07.2018
Obras

Fin al paso inferior de acceso al polígono Alcodar de Gandia

Las obras de la rotonda obligan a cortar el acceso tradicional y el ayuntamiento habilita señalización para marcar las nuevas entradas y salidas

09.07.2018 | 12:59
Fin al paso inferior de acceso al polígono Alcodar de Gandia

El histórico paso inferior de acceso al polígono Alcodar de Gandia tiene las horas contadas. A partir de mañana, esta deficiente infraestructura queda inhabilitada de forma definitiva por las obras que se están llevando a cabo para construir la nueva rotonda.

El departamento de Mobilidad que dirige la concejala Àngels Pérez ha preparado un dispositivo para facilitar la entrada y salida a la zona a los vehículos que operan en el gran número de empresas que se encuentran instaladas en el polígono. En colaboración con la Policía Local y de forma consensuada con los empresarios, se han establecido tres sectores: El norte, que abarca la avenida de Alcodar, el sud, con la calle del Comerç y el oeste, que es donde se encuentra el retén de la Policía Local.

Así, se han establecido dos accesos. El primero se encuentra en la calle Ecuador. Los vehículos que lleguen por la N-332 desde València estarán obligados a dirigirse hasta la rotonda de Serralta (la que está el cartel de 'Gandia'), girar hacia la izquierda por la avenida Blasco Ibáñez, llegar hasta la siguiente glorieta, cruce entre la propia Blasco Ibáñez y Perú, girarla por completo para acceder al polígono por Ecuador, víal ubicado junto al barranco de Beniopa.

Para acceder al sector en el que se encuentra el retén de la Policía Local y varios concesionarios de coches habrá que hacerlo desde la misma rotonda de Serralta pero, en este caso, desplazarse por el barrio de Santa Anna, por detrás de la central policial.

Los camiones de hasta 12.000 kilos podrán salir del polígono por la misma calle Ecuador, mientras que los que superen ese tonelaje tendrán que hacerlo obligatoriamente por la calle Llanterners, junto a la gasolinera y el concesionario de SEAT.

Este dispositivo se alargará, previsiblemente, hasta el próximo mes de octubre, cuando se supone que ya empezarán a trabajar en el interior de la rotonda y que, por tanto, estarán habilitados los dos carriles laterales de la misma. La concejala Pérez ha aclarado que la avenida de València no será cortada al tráfico en ningún momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook