13 de julio de 2018
13.07.2018

Ana Noguera: «Todo es diferente a lo que hemos conocido»

«Si la política no soluciona las desigualdades, lo hará la economía, poniendo precio a la supervivencia misma»

13.07.2018 | 00:06

La conferencia inaugural de la 35 UEG corrió a cargo de Ana Noguera, doctora en Filosofía y Letras, miembro del Consell Valencià de Cultura y destacada política (fue concejal y candidata a la alcaldía de València por el PSPV-PSOE).

El lema de esta edición, A cavall entre dos segles, «nos obliga a establecer un puente de análisis entre nuestra historia y nuestra proyección de futuro», comentó Noguera, quien recordó algunos de los más destacados aniversarios de este 2018: «el bicentenario del nacimiento de Carlos Marx; Mayo del 68; el fallecimiento de Martin Luther King; 70 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; el centenario de la fin de la I Guerra Mundial; el nacimiento de Nelson Mandela...», enumeró. «De ahí venimos, pero ¿hacia dónde vamos?».

Según Noguera, quedan pendientes temas como la revolución de la mujer y una solución justa a la inmigración. «Pero también hemos de abordar problemas cuya solución debe ser, sobre todo, ética: la desigualdad, la mercantilización del trabajo, la supremacía de la economía sobre la política y la cultura, el expolio de los recursos naturales, el cambio climático, el desencanto democrático, etc.». Aunque los problemas sean «tan viejos como la propia humanidad, todo es diferente a lo que hemos conocido».

Noguera aseguró que «construir una Europa unida fue el gran proyecto del S.XX, pero, ¿estamos en condiciones de refundar este proyecto?». «¿Cómo vamos a reconstruir un Estado de Bienestar, basado en el pleno empleo y los derechos sociales, si ya no hay pleno empleo y los derechos van en retroceso?», se preguntó. «Si no solucionamos desde la vía política las desigualdades de este crecimiento», advirtió, «lo hará la economía, poniendo precio a la calidad de vida, a su duración, incluso a la supervivencia misma». «Ya está pasando: todo el mundo no dispone de la misma esperanza de vida, salud, o acceso a medicamentos. Ni siquiera de la misma seguridad física», concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook