13 de julio de 2018
13.07.2018
Fiestas

Los Moros y Cristianos de Oliva defienden este año el papel de la mujer en la fiesta

La capitanía cristiana, que recae este año en la filà Jaume I, dedica su boato de este año a la igualdad El ayuntamiento y representantes de la Federació presentan la programación

13.07.2018 | 00:06
La presentación de los actos de las fiestas de este año.

Reivindicar el papel de la mujer en la fiesta y mostrar una recreación lo más fiel posible a los hechos históricos. Esos son los dos ejes alrededor de los cuales girarán este año los boatos que han preparado las «filaes» capitanas de los Moros y Cristianos de Oliva, unas fiestas que se celebran entre el 19 y 22 de julio.

En realidad, los primeros actos están previstos para mañana sábado. A las 19.30 horas tendrá lugar la concentración en la plaza del Ayuntamiento para la recogida de cargos de las filaes capitanas. A continuación, a las 22 horas, tendrá lugar la presentación de capitanes, embajadores y abanderados en el parque de l'Estació.

La presentación de las fiestas tuvo lugar la mañana de ayer en la Casa de la Festa con la presencia del concejal de Fiestas, Pepe Salazar, representantes de las «filaes» capitanas, Marrakech y Jaume I, y un miembro de le Ejecutiva de la Federación de Moros y Cristianos de Oliva, que excusó la ausencia del presidente, Sergio Bañuls.

Alrededor de mil personas, unas 500 por cada bando, participarán en las entradas de este año, previstas para el viernes 20 (cristiana) y el sábado 21 (mora). Ya el domingo se celebrarán la Entrada Infantil y la «Reconquesta» del castillo.

Los representantes de las capitanías explicaron que, por parte del bando cristiano, el boato servirá para reivindicar el papel de las mujeres en la fiesta. La capitanía mora ha organizado el desfile en tres partes: Empezará por el desembarco de los árabes en la península, uno de los actos más singulares de las fiestas de Oliva. Para ello, han preparado un guión «que se ha intentado que sea lo más respetuoso posible con los hechos históricos», indicaron desde la entidad. Tanto unos como otros, destacaron la «buena relación» existente entre las dos «filaes», hasta el punto de que, como apuntaron, van a colaborar en los respectivos boatos. Los cargos festeros de este año se mostraron «muy ilusionados» ante la llegada de las fiestas.

Pepe Salazar destacó la importancia de los Moros y Cristianos en el calendario festero: «Estamos hablando de una de las fiestas más destacadas y multitudinarias de Oliva, por eso, el Ayuntamiento no puede más que apoyar, tanto económica como logísticamente, a la fiesta, para que pueda lucir en todo su esplendor y todos podamos disfrutarla, tanto desde las comparsas como participando en los actos abiertos que se celebran».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook