03 de agosto de 2018
03.08.2018

Gandia multará con 100 euros a los usuarios de las minimotos eléctricas

Ayer entró en vigor la prohibición de su uso en toda la ciudad Un bando corrige el vacío normativo de la Ordenanza de Movilidad y de la DGT

02.08.2018 | 23:57
Dos minimotos eléctricas circulan, a mediodía de ayer, por el carril bici del paseo marítimo Neptú.

Desde ayer está prohibido en Gandia circular con minimotos eléctricas tipo chooper, y las empresas que las alquilan a los turistas de la playa han recibido en mano el nuevo bando de alcaldía que así lo decreta. Así lo confirmaron ayer la concejal de Motilidad y Seguridad Ciudadana, Àngels Pérez, y el jefe de la Policía Local, Marc Cuesta.

El bando de alcaldía, aprobado por la Comisión de Seguridad Ciudadana y que entró en vigor ayer mismo, es en realidad un «recordatorio de la Ordenanza de Movilidad», según Pérez. Pero su fin último es llenar el vacío legal de esta ordenanza, que en el momento de su aprobación, en 2012, contemplaba el uso de bicicletas, patines y monopatines, pero no de estas minimotos porque todavía no existían o no estaba tan extendido su uso. Y el vacío legal es doble, porque hasta ahora, la Dirección General de Tráfico tampoco las considera vehículo a motor y por tanto no regula su uso.

Como ya informó Levante-EMV, el pasado 15 de junio, Pérez y Cuesta anunciaron la prohibición de estos vehículos, muy populares entre los turistas y que suelen circular por el paseo marítimo, por el peligro que suponen para los peatones. Pero faltaba el arma legal para hacer efectiva dicha prohibición este mismo verano, ya que la modificación de la ordenanza de movilidad tardará algunos meses (se ha de redactar, aprobar por el pleno y exponer públicamente para que se presenten las posibles alegaciones). Por ello, la fórmula escogida por el ayuntamiento ha sido el bando de alcaldía, una especie de decreto que viene a llenar el vacío normativo.


Si tiene asiento, no puede

El texto, que se puede consultar en la web municipal, afecta al artículo 14 de la Ordenanza sobre la Movilidad de Bicicletas, Patines, Monopatines y «aparatos similares». El problema era que estos «aparatos similares» no estaban descritos ni catalogados, y desde ayer ya lo están en Gandia: son los Vehículos de Movilidad Personal (VMP) «propulsados por un motor, con capacidad máxima para una persona, que no superen los 25 Kg. y tengan una anchura máxima de 0,6 metros». Es decir, se permite y regula la circulación de los VMP de tipo A, según la clasificación de la DGT, y los segway, del tipo B. Por contra, «la circulación del resto de vehículos de VPM está prohibida» en la vía pública. Y entre esos VMP del tipo B se encuentran las minimotos.

Para que al usuario le quede más claro, «solo se permiten los VMP en los que la persona va de pie; todos los demás, en los que el conductor va sentado, no pueden circular», explicó Pérez. La edil justificó la taxativa medida en que «tenemos que velar por la seguridad de los ciudadanos, ya que se han producido algunos atropellos por parte de estos vehículos».


Días de tregua

Respecto a las infracciones de esta nueva norma, Marc Cuesta señaló que se sancionará a los usuarios que conduzcan estos vehículos prohibidos. «Serán multados con 100 euros en aplicación de la ley de tráfico 6/2015». Pero anunció un periodo de tregua tanto para usuarios como para los que las alquilan: «No vamos a hacer sangre, pero vamos a aplicar la normativa, y todos los empresarios serán informados de que estas motos no puede circular y que pueden ser retiradas por la grúa».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook