14 de septiembre de 2018
14.09.2018

Los constructores de Gandia estudian alegar la norma del «pack» piso-garaje

- El vicepresidente de la Asociación de Promotores señala existe un sector de la población que no necesita plaza para el coche - El ayuntamiento estudiará cualquier sugerencia que le llegue

13.09.2018 | 20:53
Los constructores de Gandia estudian alegar la norma del «pack» piso-garaje

La Asociación de Promotores Inmobiliarios, Constructores y Agentes Urbanizadores de la Safor (Apcsafor) va a estudiar con todo detalle la norma que acaba de aprobar el Ayuntamiento de Gandia y que obligará a vender los pisos de nueva construcción inseparablemente con su plaza de garaje y su trastero.

Como ayer adelantó Levante-EMV, se trata de una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) mediante la cual la capital de la Safor se equipara a otras ciudades, entre ellas València, obligando a registrar en una sola pieza al menos una plaza de aparcamiento por cada piso que se construya. Así, esos dos elementos nunca se podrán vender por separado. En el caso de los trasteros, se podrá evitar la compra cuando el adquiriente lo exprese al ayuntamiento.

Aunque el ayuntamiento argumenta que el cambio se hace para proteger a los compradores y evitar problemas que se producen en las comunidades de vecinos cuando existen propietarios de cocheras que no disponen de pisos en ese lugar, Javier Ribes, vicepresidente de Apcsafor, no ve nada claro que la vinculación de piso-cochera solo tenga beneficios, y añadió, en declaraciones a este periódico, que la Asociación de constructores y promotores va a estudiar presentar alegaciones.

A falta de ese estudio más en profundidad, dado que la modificación del ayuntamiento fue notificada en pleno mes de agosto, Javier Ribes señala que existen colectivos de personas que quieren comprar un piso y no necesariamente el garaje, algo que con las nuevas construcciones no será posible en Gandia.

Ribes indicó que uno de esos colectivos son las personas mayores que ya no necesitan coche para desplazarse. O también quienes, aprovechando la existencia de transporte público y conscientes de impulsar la movilidad sostenible, intentan vivir sin coche. Esa es, además, una tendencia de futuro.

El vicepresidente de Apcsafor, indicó que, además del incremento en el precio de la vivienda, los compradores también tendrán que asumir el pago del IBI y los gastos de comunidad de la cochera, lo que le lleva a pensar si eso supondrá un freno para quienes quieran comprar pisos de nueva construcción a partir del momento en que se aplique la norma.


Exposición hasta el 22 de octubre

Según pudo comprobar ayer este periódico, el cambio en el PGOU aprobado por Gandia estará en exposición pública hasta el 22 de octubre de este año, día en que expira el plazo para la presentación de alegaciones.

Aun así, fuentes municipales indicaron que estudiarán cualquier sugerencia, llegue de donde llegue, pero añaden que existe la convicción de que vender en un «pack» registral los pisos, la cochera y el trastero adscritos tiene más beneficios que perjuicios, especialmente para el comprador y las comunidades de vecinos, y que ninguno de los ayuntamientos importantes que ha aplicado esta norma ha dado marcha atrás. Señal, indican que que también existe poca oposición a la misma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook