15 de septiembre de 2018
15.09.2018

Padres de los júniors de la Colegiata de Gandia dejan plantado al abad en la reunión

Saneugenio insiste, en contra de lo dicho por el arzobispado, que el sacerdote le ayudará con los grupos de jóvenes

14.09.2018 | 22:00

El abad de la Colegiata de Gandia, Ángel Saneugenio, mantuvo la noche del jueves una tensa reunión con un grupo de padres y madres de niños y niñas que forman parte de los grupos de júniors de la parroquia. El tema era la decisión, por parte del abad, de que un sacerdote que fue absuelto en un juicio por delitos de pedofilia colaborara en algunas cuestiones de los grupos de júniors.

Como ayer adelantó este periódico, el sacerdote que fue absuelto se ha incorporado desde el mes de mayo a la parroquia de la Colegiata, pero el hecho de que Ángel Saneugenio le asignara algunas funciones con los júniors ha levantado ampollas entre algunos padres. Los hay que ya han anunciado que no llevarán a sus hijos a las actividades.

Aunque el Arzobispado de València señaló a este periódico que el sacerdote que fue objeto del juicio por estos hechos no participará en ninguna actividad de los júniors, en la reunión del jueves el abad Saneugenio insistió que iba a ayudarle en todas las tareas, también en algunas con los jóvenes que participan en esos grupos parroquiales. En eso, por lo tanto, existe una discrepancia entre la voluntad del abad y las instrucciones que el arzobispado ha expresado oficialmente.

Lo más tenso llegó cuando el titular de la Colegiata se refirió a que los abusos a menores también pueden ser cometidos por familiares de los niños. En ese ambiente hubo quien, indignado, abandonó los locales anunciando que sus hijos ya no irían a los júniors de esta parroquia mientras se mantenga esta situación.

Ayer mismo este periódico volvió a hablar con el sacerdote que fue imputado, juzgado y absuelto de los delitos de posesión de pornografía infantil y corrupción de menores, e insistió en que, pese a lo que diga el abad y a que se considera absolutamente inocente de los cargos que se le atribuyeron hace ocho años, cuando era vicario en la parroquia de Sant Jaume de Algemesí, evitará toda relación con menores. Hasta ahora se ha dedicado a asesorar a algunos de los monitores de los júniors de la parroquia a la que ha sido destinado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook