10 de noviembre de 2018
10.11.2018

Para ir al colegio, el coche aparcado en casa

La iniciativa de fomento del uso de la bicicleta se une las rutas saludables, que cierran calles próximas a los colegios para facilitar el trayecto a pie

09.11.2018 | 21:01
Para ir al colegio, el coche aparcado en casa

El Ayuntamiento de Gandia quiere que las mamás y los papás dejen el coche en casa a la hora de entrar o salir del cole. A finales del curso pasado se puso en marcha una iniciativa para crear «rutas saludables» a los centros escolares, que consistía en cerrar calles adyacentes a los mismos para facilitar el desplazamiento a pie de forma segura. Desde que empezó el presente ejercicio se está aplicando la medida en el Roís de Corella y Joan XXIII del Grau.

Los departamentos de Políticas Educativas y Movilidad Sostenibles han querido ir un paso más allá y pretenden incentivar al alumnado para que acuda al colegio en bicicleta. A partir de la próxima semana, se repartirá entre los niños y niñas una cartilla con 25 casillas que los centros, que se han implicado en la iniciativa, deberán ir rellenando según para certificar que un niño o niña acude al colegio en bicicleta.

A este cartón le han llamado «Passaport Ciclista». Una vez finalice el periodo establecido, antes de las fiestas de Navidad, Semana Santa, etc, cada alumno o alumna que haya completado la totalidad del folleto recibirá una recompensa y un pequeño reconocimiento público.

El departamento de Movilidad Sostenible, dentro del mismo programa, está instalando aparcamientos de bicicletas en los patios de los colegios done técnicamente es posible, como explicaba ayer el responsable del área, Xavi Ròdenas, en la rueda de prensa de presentación de la iniciativa.

Desde el ayuntamiento aseguran que en ciudades donde se han llevado a cabo iniciativas de este tipo han pasado de cuatro o cinco niños y niñas que iban al colegio en bicicleta a más de una veintena. La concejala de Educación, Laura Morant, remarcaba ayer que «ir al colegio a pie o en bici es una actividad saludable y divertida. También un proceso de enseñanza muy positivo que desarrolla la creatividad, las capacidades de resolución de conflictos, conducta cívica, educación vial, autonomía personal, etc ... Además, crea un hábito que se repite para el resto de actividades cotidianas».

El pasaporte, por la parte posterior, también incluirá recomendaciones «para ser un buen ciclista» como la de llevar siempre casco, circular por los carriles bici, calzadas o aceras de más de tres metros de anchura o circular en grupo para que el desplazamiento sea más seguro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook