21 de diciembre de 2018
21.12.2018

El Grau tendrá un carril bici segregado para evitar las molestias en las aceras

La Junta de Distrito respalda la propuesta, que incluirá la eliminación del sentido de salida desde la plaza Mediterránea y la calle Riu

20.12.2018 | 20:19
La zona por la que transcurrirá el carril segregado.

Los vecinos del Grau de Gandia han dado el visto bueno a la creación de un carril bici segregado en la zona de entrada del distrito marítimo. La propuesta se debatió en la última Junta de Distrito, celebrada esta misma semana, y recibió el voto favorable de 9 representantes, mientras que uno rechazó la medida y otro decidió abstenerse.

El proyecto busca acabar con la conflictividad que genera la circulación de bicicletas y otro tipo de vehículos como patinetes eléctricos por encima de las aceras en una de las zonas más transitadas del barrio, en tanto que hay bancos, la parroquia de Sant Nicolau y el acceso al puerto pesquero.

La propuesta aprobada ahora consiste en la habilitación de un carril bici segregado desde la rotonda de la plaza Mediterránea, donde se encuentra el ancla, hasta la siguiente, es decir, la que se junta la calle del Riu con la avenida de la Pau.

Esta actuación conllevará que la calle del Riu (por la que transcurre el puente) dejará de tener sentido de salida del barrio. Esa calzada es ahora de entrada y salida del Grau desde Gandia y es muy transitada. Da acceso, entre otros, al aparcamiento del Puerto de Gandia, donde se celebran los conciertos de verano y se ubica la feria. Según explicó ayer a este periódico del presidente de la Junta de Distrito del Grau, Miguel Ángel Picornell, el carril que se destinará a la circulación de bicicletas es el de la derecha, por lo que el de la izquierda, que actualmente es el de salida, se reservará a los vehículos de motor.

En un principio la propuesta era que el carril bici se alargara hasta el Club Náutico. Como explicó Picornell, sin embargo, la Junta de Distrito ha aprobado ahora una primera fase «y la segunda se deja para realizar un estudio más pormenorizado».

El concejal puso ejemplos de situaciones donde se generan molestias por parte de los ciclistas como un acto con mucha gente en la acera de la iglesia de Sant Nicolau donde alguien que circula en bicicleta intenta abrirse paso o «en la parada de la Marina con personas que bajan del autobús y que se pueden encontrar con un ciclista».

El proyecto para el nuevo carril bici segregado ha sido elaborado por el departamento de Movilidad y Tránsito que dirige el concejal Xavi Ròdenas.

Picornell señaló que la respuesta a las numerosas quejas de los vecinos ante la constante circulación de bicicletas por encima de las aceras de esta zona del distrito del Grau era «bajarlas a la calzada». Así, la ciudad de Gandia contará con su segundo carril bici segregado después del que se habilitó en la avenida del Grau y que está dando resultados positivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook