22 de diciembre de 2018
22.12.2018

Gandia, 1927 Una nueva institución religiosa en la ciudad

21.12.2018 | 20:27

El día 4 de junio de 1926 se fundaba en Gandia la Comunidad para el Apostolado de la Vela a Domicilio de los Enfermos. Tan solo habían transcurrido 56 años desde que María Gay Tibau fundara el Instituto de Religiosas Veladoras de San José de Gerona ( foto 2).

La madre Fidela Oller Angelats, superiora de Gandia, acompañada de las hermanas Francisca Masmitjà, Maria Algans, Concepción Esteller, Cristobalina Pequerull, Francisca Tena y la hermana Lucía, fueron las primeras fundadoras de la comunidad en Gandia ( foto 1).

El 2 de abril de 1927 la Revista de Gandia se congratulaba de que una de las aspiraciones de nuestra ciudad iba a convertirse en realidad. La Reverenda Madre Superiora vino a Gandia a reconocer la casa que iba a albergar a la benemérita institución, quedando complacida en cuanto a ventilación y condiciones higiénicas que reunía la casa. Las obras de remodelación se llevaron a cabo inmediatamente, albergándose en ella a mediados de mayo en la vivienda ubicada al final de la calle Vallier.

Revista de Gandia solicitaba la generosidad de los gandienses para contribuir con sus donativos a hacer frente a la reforma, así como del menaje necesario para sus necesidades comunitarias. La nueva residencia en nuestra ciudad fue inaugurada el día 8 de junio del citado año, oficiando el acto el Ilmo. Sr. Abad José Sola López, ( foto 4) interpretando varias señoritas selectas composiciones musicales.

En menos de dos años desde su llegada a nuestra ciudad tuvieron que trasladarse a un nuevo domicilio, gracias a la magnificencia de Dª Milagros Gomis Gil ( foto 5), quien donó una casa de su propiedad en la calle del Padre Gomar, siendo desde dicho momento la residencia hasta la actualidad.

Un viernes 19 de junio de 1929 tenía lugar la solemne inauguración de la nueva capilla de las hermanas veladoras de San José, siendo desde su inicio una sencilla estancia, capaz para los fines a los que se iba a dedicar. Celebró el Santo Oficio de la misa el Ilmo. Sr Abad, pronunciando una elocuente y sentida plática. Durante la misa y comunión las señoritas Lourdes y Ana Climent, junto con el Sr. Andreu, interpretaron acompañados de armonium sueltos y apropiados motetes.

Los primeros cultos fueron en sufragio de Ana Morant Laborde, bienhechora de la Congregación, y Milagros Gomis Gil, donante de la casa. Al acto asistieron fieles y personas simpatizantes con las caritativas monjitas dedicadas a prestar su piedad para consuelo y alivio de enfermos.

En marzo de 1930, con motivo de la inauguración de la nueva capilla de la Drova, las monjas regalaron 3 purificadores. Al margen de sus quehaceres diarios, y siempre que algún momento libre se lo permitía, realizaban visitas esporádicas a pueblos cercanos, como la realizada a Fontilles en diciembre del citado año, acompañadas por Dª Consuelo Alfaro de Selfa y sus hijas. En 1928, tras la muerte de Vicente Monrabal Puig, padre de Josefa Monrabal Montaner ( foto 6) recibió el permiso materno para ingresar en el Convento de Gerona. El 18 de marzo de 1931 verificaba su profesión de votos. Poco tiempo más tarde, el 27 de mayo de 1932, otra gandiense, la activa secretaria de las Margaritas, Srta. María Cortés, marchaba al noviciado de Gerona en plena juventud y cuando todo le sonreía, dejando su casa para consagrarse a la abnegada tarea de cuidar a los enfermos. En la actualidad los restos de la superiora Fidela Oller ( foto 8) y su inseparable Josefa Monrabal ( foto 7) reposan en dos pequeños nichos bajo el retablo de la capilla de la casa de la congregación ( foto 3), siendo, junto con la madre Facunda Margenat Roura ( foto 9), las tres mártires del Instituto de Religiosas de San José, las cuales fueron beatificadas por el Papa Francisco, comunicándolo en el Ángelus del domingo 6 de septiembre de 2015, habiendo sido ratificado por Su Santidad el 23 de enero de dicho año. La ceremonia de beatificación tuvo lugar el Gerona y Gandia los días 5 y 6 de septiembre de 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook