22 de diciembre de 2018
22.12.2018

Un trofeo benéfico recordará cada año a Emilio Peris, «el Zurdo»

Cuatro parejas inician mañana en la cancha de Bellreguard el memorial de recuerdo al mítico «trinqueter» ? La final será el 29 de diciembre, y la recaudación se entregará a Alma de Acero

21.12.2018 | 20:27
Un trofeo benéfico recordará cada año a Emilio Peris, «el Zurdo»

El pasado 21 de noviembre se cumplió un año de la muerte de una de las figuras más relevantes de la historia reciente de la pilota valenciana, Emilio Peris, «el Zurdo», que falleció por causas naturales a la edad de 64 años.

Una vez cumplido el aniversario en la intimidad familiar, sus hijos Emilio, Hugo y Domingo han hecho público otro reconocimiento, éste para compartir con la otra «familia», la más numerosa, la del trinquete. Por eso ha nacido el Memorial Emilio Peris, el Zurdo. «Es un homenaje que haremos todos los años a la persona y a una figura que ha sido clave en la pilota. Lo hemos retrasado porque es más conveniente que se haga en fechas próximas a la Navidad, que son muy señaladas y en las que se puede consolidar mejor un evento que queremos que sea importante», explica Emilio Peris hijo.

El Memorial tendrá dos partes fundamentales: pilota y solidaridad. En lo estrictamente deportivo se jugará un torneo de raspall de dos semifinales y la final. La primera partida, en el trinquete de Bellreguard, tendrá lugar mañana domingo: Ian y Seve contra Montaner y Brisca. Y la segunda el jueves 27 de diciembre enfrentando a Moltó y Gabi con Marrahí y Tonet IV. El título se decidirá en la final, prevista para el sábado 29 de diciembre.

Este será el día propio del Memorial, el del recuerdo, el reconocimiento y las emociones. «En cualquier trofeo, el acto más importante es la final. En el Memorial «el Zurdo», la final será un acto más. El día 29 haremos otras cosas que de momento no podemos desvelar», comenta Emi Peris.

La recaudación de ese día se destinará a la asociación Alma de Acero. Se trata de un grupo de moteros que desde el año 2009 se dedican a los más vulnerables, los niños. Sobre todo si están enfermos, como Águeda, el angelito al que un cáncer se llevó con solo 9 años. Fue entonces cuando sus padres fundaron la asociación para devolver la estima y la ayuda que habían recibido durante su lucha.

Los hermanos Peris tenían muy claro que el Memorial no podía ser un día para hacer negocio. «Mi padre continuó con la tradición de los festivales benéficos que empezaron con su abuelo, «el Zurdo de Pamis», y nosotros mantendremos estas jornadas en las que la pilota ayuda a quien lo puede necesitar. Y qué mejor ocasión que su Memorial. En su nombre, la pilota volverá a apoyar una causa solidaria», dice Peris.
Ahora hace un año que Emilio Peris debe gestionar las partidas desde el «dau» de Bellreguard sin su padre al lado. Hugo y Domi lo hacen desde la «escala. Al mayor de los hermanos le cuesta articular palabra. Se emociona. «Mi padre sigue estando ahí, presidiendo la entrada en el trinquete y dándonos fuerzas para trabajar».

La línea a seguir y la filosofía está clara. Harán lo que les enseñó. «La prioridad de mi padre era el balón, el público y los pilotaris. Para nosotros seguirá siendo así. Si ofrecemos calidad y profesionalidad conseguiremos llenar el trinquete, como por ejemplo sucedió el domingo con el desafío entre Francés y Pedro », concluye Emi Peris.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook