30 de diciembre de 2018
30.12.2018

La parroquia sin templo ni feligreses

?El arzobispado creó una iglesia latente en Tavernes que ahora estudia anular

29.12.2018 | 22:44
El local de la plaza del Prado de Tavernes donde debería ir la tercera parroquia.

Tavernes de la Valldigna. El municipio tiene tres parroquias: Sant Josep, Sant Pere y Nuestra señora del Carmen. Esta tercera solo existe administrativamente, ya que nunca se llegó a construir. Se creó en previsión del crecimiento de la localidad y se compró un local que ahora utilizan una falla y los «escouts»

Cuando hay alguna celebración religiosa (bodas, comuniones, bautizos, entierros, etc), en Tavernes de la Valldigna es habitual preguntar: «¿En Sant Pere o Sant Josep?». Estas son las dos parroquias que funcionan en la localidad desde hace varios siglos. Cada vecino pertenece a una u otra en función de la zona en la que habite. Actualmente y desde hace unos años, además, ambas comparten al mismo párroco, José Vicente Sellens Casanova, algo que antes no ocurría.

Pero este religioso no es titular de dos parroquias, sino de tres, ya que en la localidad hay, aunque muchos vecinos no lo conocen, otra iglesia: Nuestra señora del Carmen. Físicamente no existe, pero el arzobispado de Valencia sí que dispone en propiedad de unos locales que se adquirieron hace años para construir lo que sería un nuevo templo. Este inmueble se encuentra en una esquina de la plaza del Prado y actualmente hace uso de él la comisión fallera ubicada en ese punto o el movimiento escolta.

Sellens explicó a Levante-EMV que el arzobispado creó una nueva parroquia porque «se pensó que el municipio iba a crecer por esa zona». Se nombró un párroco, que era, a su vez, profesor del instituto Jaume II «el Just».

Sin embargo, Tavernes se expandió hacia otros puntos y la Iglesia nunca vio conveniente empezar la construcción de un tercer templo. A eso se le suma, como el propio párroco reconocía, la falta de feligreses. «La idea no es llenar más iglesias», señalaba Sellens.

Nuestra señora del Carmen es, por tanto, una parroquia latente, que existe administrativamente pero ni tiene un espacio de culto ni tampoco feligreses. Depende a todos los efectos de Sant Pere, la más grande de las dos que funcionan ahora mismo en el municipio, por lo que su titular debe ser el mismo. De hecho, en la web del arzobispado de Valencia recoge la existencia de esta tercera parroquia en la actualidad.

Pese a ello, Jose Vicente Sellens reconoce que la propia entidad eclesiástica tiene en mente su disolución. El problema, sin embargo, es el local, que, como reconoce el cura «nos está ahogando», ya que es la parroquia de Sant Pere la que se hace cargo del pago de la hipoteca. «Estamos pensando en ponerlo en venta», reconocía a este periódico. Así pues, parece claro que Tavernes de la Valldigna está más cerca de quedarse con dos parroquias, como históricamente ha tenido, que de contar con una tercera.

La iglesia Sant Josep se encuentra al este del municipio, en la calle del mismo nombre. Es propietaria del colegio Patronato, que está anexo al templo y es concertado. Sant Pere está en el casco antiguo y gestiona también el edificio parroquial situado en frente. Desde que se marchó Josep Escrivà, Sellens se hizo cargo de ambas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook