El Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna ha calculado que la celebración del Festivern, en su décimo cuarta edición, ha generado un impacto económico cercano al millón de euros. Los conciertos y actividades del Festivern, que reunió a más de 15.000 personas, concluyeron la pasada noche de fin de año.

Según señala el ayuntamiento con datos facilitados por la empresa organizadora, se han vendido 300 entradas más que en el Festivern de 2017. El coste para las vecinas y vecinos de Tavernes ha sido más económico que para el resto de participantes, concretamente de 32 euros por el abono de tres días. Quienes han querido asistir a todos los conciertos, que también han sido 32, han pagado un euro por cada uno de ellos.

«El impacto económico para la ciudad de Tavernes, a falta de datos más concretos y definitivos, se estima que supere el millón de euros. Sin embargo, existen ya indicios claros que corroboran que la celebración de este festival musical ha sido positivo para las arcas de los negocios de la localidad» indica el consistorio.

Así según el ayuntamiento, las ventas de los supermercados han aumentado un 2% respecto al año pasado y la venta de las comidas preparadas han superado ligeramente las 3.000 raciones diarias. Algunas empresas han reforzado plantilla y horarios de cara a los días del Festivern para poder atender a los más de quince mil asistentes.

Por otra parte, el consistorio destaca que no se haya producido ningún incidente de seguridad derivado por la celebración del Festivern. «En ese aspecto, el festival y sus participantes han seguido la tónica ejemplar: ha primado más que nada el sentido cívico, tranquilo, respetuoso y educado de los visitantes en Tavernes». En la presente edición, debido a las exigencias del Ministerio del Interior para garantizar la seguridad en todas las celebraciones con masiva asistencia de personas, se decidió prevenir y reforzar las dotaciones de agentes de Policía Local, Policía Nacional, Guardia Civil, Policía de Tráfico y Seprona.

Además, se ha controlado, mediante pulseras de un color identificativo, los menores que acuden al Festivern para evitar que consuman bebidas alcohólicas, se ha dispuesto de servicio sanitario con médicos profesionales,y de ambulancia durante todo el festival, se ha habilitado un punto violeta institucional dotado de personal profesional debidamente acreditado contra el acoso machista, se han revisado todas las barreras físicas y se han doblado el número de inodoros químicos.

Agradecimiento municipal

El concejal de Festivales, Josep Llàcer, hizo balance ayer «de estos días de fiesta y dinamismo que ha vivido Tavernes durante el Festivern», incidiendo en el agradecimiento hacia todos los trabajadores que han hecho posible un año más «la celebración en nuestro municipio de uno de los festivales de invierno más importantes del panorama nacional».

Para Llàcer el trabajo realizado antes, durante y después del Festivern de cientos de trabajadores del ayuntamiento y de los cuerpos de seguridad es clave para llevar a cabo una celebración tan multitudinaria como el Festivern, y, por ello, quiero agradecer personalmente a todos ellos su dedicación para que esta edición haya sido, de nuevo, un éxito y se haya cerrado sin incidentes reseñables».

«Trabajadores municipales, fuerzas de seguridad, Protección Civil, brigada municipal y el servicio de limpieza, todos han contribuido al éxito del Festivern», concluye el concejal Llàcer.