Crear una oferta turística que englobe a todos los municipios de la Safor bajo un único producto que se convierta en una alternativa al sol y playa capaz de desestacionalizar el turismo. Ese es el objetivo del Plan Director y Gobernanza que gestiona la Mancomunitat. La entidad comarcal ha firmado recientemente un acuerdo con la Generalitat y Valéncia Turisme, dependiente de la Diputación de València, para llevar a cabo una serie de actuaciones que sirvan para adecuar infraestructuras rurales y crear una estrategia común de promoción.

El convenio incluye una inversión de 300.000 euros que aportarán a partes iguales cada una de las tres instituciones. Según se deprende del texto, al que ha tenido acceso este periódico, las actuaciones se tendrían que haber ejecutado antes del 15 de diciembre del 2018, algo lógicamente imposible. El presidente de la Mancomunitat de la Safor, Tomàs Ferrandis, explicó ayer a Levante-EMV que el acuerdo se firmó a finales de año. «Llevábamos más de 11 meses esperando para rubricarlo», indicaba.

Ferrandis también reveló que los 100.000 euros que le corresponden al ente comarcal ya se han invertido en diferentes proyectos. «Como sabíamos que estaba pendiente cerrar el acuerdo y no llegaba, adelantamos trabajo», indicaba Ferrandis. Entre las ya ejecutadas están la adecuación de tres observatorios de aves en Ador, Xeresa y Potries, la instalación de paneles informativos en los municipios más grandes y en los monasterios de Santa Maria de Valldigna, en Simat y Sant Jeroni de Cotalba, en Alfauir, y la edición de una guía gastronómica de la comarca, entre otras.

A lo largo de este 2019 se llevarán a cabo otras actuaciones con los 200.000 euros restantes. La más importante será la de seguir poniendo en valor la llamada Ruta del Agua que engloba a todos los municipios de la Safor. Este proyecto entronca con la primera fase, ejecutada hace unos años, en la que se creó una red cultural alrededor del agua, un nuevo producto turístico que saca a relucir parte de la historia de la comarca, así como los diferentes paisajes del agua y la agricultura, y el patrimonio relacionado a través de figuras como los Borja, Centelles o Ausiàs March.

Durante el 2019 se pretende seguir mejorando esta red caminos históricos del agua mediante paneles informativos específicos. Esta fase incluye otros trabajos como la adecuación de la subruta del Vernissa, desde Almiserà a Beniflà, siguiendo el lecho del río, la potenciación de la ruta del Serpis desde Beniflà hasta la salida al mar del Serpis, dando valor a los caminos rurales de los márgenes del río, y la creación de la Ruta de los Castillos. En este proyecto se invertirán 55.000 euros.

Una partida parecida se ha previsto para la creación de un paseo cicloturístico por el interior de la comarca. Además se destinarán 14.000 euros a la creación de una oficina de información y la misma cantidad para el acondicionamiento de miradores de montaña. 13.000 euros están previstos en la adquisición de una «Tourist-Info» móvil.

En otra partida se prevén 24.500 euros para la promoción de la marca única en las redes sociales y la creación de una aplicación para teléfonos móviles con toda la información sobre turismo en la Safor. También se invertirán 90.000 euros para la creación del producto, participación en ferias, campañas promociones, patrocinios y también para la organización de un Trail del Vernissa, un evento deportivo que permita conocer el paraje de interior de la comarca. Un último apartado del plan prevé 41.000 euros para «Dinamización» del producto turístico. En esta partida se incluye la traducción del material escrito a lenguas europeas, formación de personal que trabaja en el sector turístico o contratación de profesionales.