Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El precio del alquiler de la vivienda se dispara un 19% en tres años en Gandia

Solo en el último ejercicio la subida de los arrendamientos se ha acercado al 6%, un punto por debajo de la registrada en la Comunitat Valenciana ? Un piso medio de 80 metros ha aumentado en más de 70 euros mensuales respecto a 2015

Viviendas en alquiler en la calle Major de Gandia, esta misma semana. ximo ferri

El precio del alquiler de viviendas se ha desbocado en los últimos años. Del «boom» hipotecario de principios de la década, ese que acabó dejando en la calle a miles de familias, se ha pasado al del alquiler. Las principales ciudades españolas (Madrid y Barcelona, especialmente) han sido las grandes damnificadas por este fenómeno, agravado por los alquileres turísticos y la aparición de plataformas intermediarias de arrendamientos vacacionales por días. Las consecuencias han sido la escasez de viviendas para arrendar y subida desmesurada de precios.

La comarca de la Safor no ha sido una excepción. Concretamente Gandia ha vivido un fenómeno cuyo impulso, en el caso de la ciudad ducal, hay que buscarlo entre los años 2015 y 2016. Ese fue el punto de inflexión que ha llevado al precio del alquiler a dispararse casi un 19% en el último trienio, de 2015 a 2018.

Así se desprende de la comparación entre el último informe del portal Idealista y los de los anteriores ejercicios. Solo en el último año, por ser el más reciente, el valor de los arrendamientos ha crecido en un 5,4% hasta situarse en su valor más alto de la última década, un porcentaje inferior al del global de la Comunitat Valenciana, que ha aumentado un 7%. En cifras más concretas, en diciembre del 2017 el alquiler de una vivienda costaba en Gandia 5,4 euros por metro cuadrado. Un año después se situaba en prácticamente 6 euros.

Lo que parece una subida de apenas unos céntimos se traduce en varias decenas de euros al mes. Si se toma como referencia un piso medio de 80 metros cuadrados, sin lujos, significa que en diciembre del 2017 se pagaba una media de 432 euros al mes por el alquiler. Un año después, esa misma vivienda costaba 24 euros más, es decir, 456.

Pese a estar actualmente en niveles desconocidos hasta el momento, es necesario fijar 2016 como el año en que todo cambió.

A finales de ese ejercicio, siempre según los datos que ofrece Idealista, el precio medio del alquiler de una vivienda en la ciudad de Gandia era de 4,8 euros el metro cuadrado. Al año siguiente, el 2016, la cifra se disparó hasta los 5,6, es decir, prácticamente un euro de diferencia. El informe del portal publica referencias concretas de Gandia desde el año 2013. Pues en ninguno de los ejercicios analizados se aprecia una subida tan desmesurada que la que se registró entre esos dos.

Traducido en euros por mes, que es lo que al usuario finalmente le preocupa, el mismo piso anteriormente analizado pasaba de los 384 a los 448, es decir, 64 euros de diferencia en apenas un año.

Y ese es el camino que ha seguido el precio del alquiler de la vivienda en Gandia hasta el último dato, el del 2018. Con todo, la diferencia del ejercicio recién terminado respecto a hace tres años (2015) es de 72 euros al mes más (de 384 a 456).

Ese importante incremento que se registró en 2016 no se ha vuelto a repetir. De hecho, en los dos ejercicios siguientes se ha mantenido entre los 5,6 y los 5,7 euros por metro cuadrado, c0n un ligero descenso hasta los 5,4 del 2017.

Las causas de esta situación hay que buscarlas en la conjunción de varios factores. El 2015 fue el año en que empezó a vislumbrarse una recuperación en los datos del empleo. Todo el mundo es conocedor de cuál es la situación laboral actualmente: Temporalidad y bajos salarios. Con todo, ni los ciudadanos se atrevían a meterse en hipotecas, escarmentados por las constantes imágenes en que se veía a familias despojadas de todo lo que habían conseguido, ni los bancos se acababan de fiar aún de esa recuperación. Así fue como explotó el modelo del alquiler.

La demanda empezó a subir de forma que acabó disparando los precios de forma desmesurada, como queda acreditado. En el caso de la compraventa, como publicó este periódico, el precio ha aumentado en un 7% en un año.

Compartir el artículo

stats