29 de enero de 2019
29.01.2019

Joan Negre obtiene el primer puesto en el concurso de arqueólogos de Gandia

El gandiense podría ocupar la plaza de arqueólogo municipal tras el periodo de alegaciones - El ayuntamiento prevé que varios aspirantes puedan trabajar en diversos proyectos en marcha

29.01.2019 | 04:15
El arqueólogo Joan Negre, en una visita al castillo de Bairén.

El gandiense Joan Negre, de 35 años, encabeza en puntuación el resultado del concurso para la constitución de una bolsa de trabajo con el fin de cubrir la plaza de arqueólogo municipal, que ha dejado vacante Joan Cardona tras su jubilación.

En el proceso de selección, al que se presentaron 26 profesionales, solo seis aspirantes han superado todas las fases del concurso. Joan Negre ha obtenido la máxima calificación, con 76,5, puntos. Le siguen Miguel José Sánchez, Carles Miret, Carles Joan Fuster, Silvia Ruiz y José Marqués.

Tras la publicación de los resultados del concurso, se establece un plazo para presentar alegaciones, y se calcula que en la primera quincena de febrero quedarán resueltas y se dará por concluido el proceso. Aunque se presentaran alegaciones, el próximo arqueólogo municipal saldrá sin duda de entre estos seis aspirantes, algunos de ellos con una larga experiencia en el estudio del patrimonio gandiense y de la comarca de la Safor.

Joan Negre (Gandia, 1984) es Doctor en Historia y cuenta con tres másters. Se ha especializado en el estudio del poblamiento y organización territorial de las sociedades andalusíes, y trabaja actualmente como investigador asociado en la Universitat Autònoma de Barcelona. Ha realizado trabajos, como becario o como contratado, para entidades como el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina, la Diputació de Castelló o la Generalitat de Catalunya.

Plaza interina

La sustitución de Joan Cardona, quien estuvo al frente del servicio arqueológico municipal durante 30 años y que se jubiló a finales de 2018, se realizará de forma interina, ya que la administración del Estado tiene paralizadas las llamadas plazas de reposición de funcionarios. Es decir, el ayuntamiento no puede convocar oposiciones para cubrir de forma permanente la plaza, y quien la ocupe no será titular de la misma de momento, sino que ejercerá las funciones en calidad de interino.

La existencia de una bolsa de arqueólogos permitirá al ayuntamiento la contratación de más personal en casos puntuales. De hecho, fuentes municipales han confirmado a Levante-EMV la intención de contar, este mismo año, con un segundo profesional para desarrollar el proyecto del parque arqueológico del castillo de Bairén, que ha obtenido una subvención de 400.000 euros de los fondos europeos Feder. Esta contratación tendría una duración de dos años prorrogables hasta la conclusión del proyecto. Del mismo modo, se podrían contratar a más profesionales de la bolsa para llevar a cabo excavaciones y puesta en valor de otros elementos patrimoniales como el Morabit, la Cova de les Meravelles o la Alqueria de Martorell.

El trabajo que le espera al arqueólogo municipal es arduo. Las funciones del cargo no se limitan solo a las propiamente científicas, como la dirección de excavaciones, el estudio y catalogación de hallazgos o la participación en congresos, sino que también incluyen la dirección del Museu Arqueològic (MAGa), la divulgación y la puesta en valor de los elementos patrimoniales de Gandia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook