Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

400 personas arropan al candidato Jordi Juan

El actual alcalde destaca que la gestión de su partido ha logrado reducir la deuda en 20 millones en ocho años

Juan conversa con Àgueda Mico junto a Morera y dirigentes comarcales.

Casi 400 personas arroparon el pasado viernes al alcalde de Tavernes de la Valldigna y candidato a la reelección por Compromís, Jordi Juan, en un acto que tuvo lugar en el restaurante Las 5 Hermanas de la localidad.

Además de los militantes y simpatizantes de la formación, también acudieron a la cita alcaldes, concejales y candidatos de otros municipios de la comarca, como Josep Alandete, que encabeza la lista de Gandia o David González, primer edil de Oliva. También estuvieron presentes Enric Morera, presidente de las Corts, donde Juan es diputado Juan, y la vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó, así como la coordinadora general del Bloc, Àgueda Micó.

En su intervención, el candidato hizo un balance sobre el estado de las cuentas locales durante los ocho años de Compromís al frente del gobierno. El alcalde recordaba que en 2011 se encontró con una deuda total de 27 millones, «que ahogaba un Ayuntamiento que estaba en la bancarrota y que ha sido una losa en la gestión durante 6 años». Así recordaba que este año, cuando termine en 2019, la deuda estará en 7 millones.

También remarcó que debido a este endeudamiento Tavernes no tuvo capacidad de invertir durante muchos años, una situación a la que se ha logrado dar la vuelta en esta legislatura, especialmente en los dos últimos.

El candidato indicaba también que una de las prioridades del gobierno de Compromís en esta legislatura ha sido la trabajar por el empleo y dio cifras como los 4,7 millones de euros recibidos para planes de empleo, que se ha destinado a 37 programas que han permitido que 626 personas hayan tenido contratos de trabajo. También valoró el trabajo en otros campos como los polígonos industriales y otras infraestructuras «para futuras generaciones» pero lamentó que «trabajamos en proyectos donde hemos avanzado mucho pero no se ven resultados, como la piscina cubierta, el co lector, la nueva depuradora, que son servicios para que Tavernes se desarrolle en el futuro, pero sobre todo es importante el trabajo hecho en el polígono el Golfo, el Teularet y el plan para atraer empresas que dan más trabajo».

Micó puso a Tavernes como «ejemplo de lo que hace la gente de Compromís cuando gobierna de forma abierta, compartiendo y potenciando los valores sociales» y «en contra de las formas actuales que nos quieren imponer un autoritarismo democrático donde detrás sólo hay la defensa de determinados intereses económicos.

Morera, por su parte, pidió «no caer en la tentación de las polémicas falsas, sino de avanzar en los derechos de las mujeres, de mejores autogobiernos, más derechos sociales y la esperanza en una economía productiva y no especulativa. Esos son nuestros valores y Tavernes es un espejo del trabajo hecho en los ayuntamientos, porque todos no somos igual».

Compartir el artículo

stats