Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unas 250 familias de Gandia reciben una renta garantizada de la Generalitat

El ayuntamiento controla para evitar fraudes y obliga a los beneficiarios «ocupas» a formalizar alquileres legales

González y la técnica Isabela Seguí, ayer.

González y la técnica Isabela Seguí, ayer. àlex oltra

La Generalitat Valenciana está gestionando, en correspondencia con el Ayuntamiento de Gandia, unas 250 rentas garantizadas a otras tantas familias que acreditan la necesidad de una ayuda económica para subsistir. Dependiendo del número de personas en la unidad familiar y de muchos otros factores, la Generalitat otorga entre 630 y 990 euros al mes, y se concede por un periodo de 3 años, prorrogables.

Según explicó ayer el concejal de Responsabilidad Social de Gandia, Nahuel González, 139 familias ya están recibiendo la renta garantizada, y otras 63 se espera que puedan cerrar el proceso administrativo en el plazo de dos o tres semanas. Para marzo o abril el número se ampliaría en 145 familias más, cuyo expediente se está tramitando en este momento.

El concejal González señala que el ayuntamiento también pone condiciones y realizar inspecciones periódicas para evitar la picaresca y la comisión de fraude por parte de personas que intentan beneficiarse de este mecanismo de inclusión social sin reunir las condiciones fijadas por la Generalitat. Entre estas condiciones, Gandia obliga, y está consiguiendo, que los beneficiarios abandonen los pisos en el caso de que estén ocupados ilegalmente, dado que el dinero de la renta garantizada se entrega también para abonar un alquiler que debe estar regularizado. Varias de estas familias han salido de los pisos situados en el edificio de la calle Perú, junto al instituto Tirant lo Blanc, que en breve será ocupado y vaciado por el ayuntamiento para destinarlo a otros usos.

Por su parte, la técnica Isabela Seguí mostró su satisfacción por la gestión de su departamento. «No se trata de dotar sólo de recursos económicos a las familias, además conlleva un proyecto de inclusión social que se trabaja conjuntamente con ellas». La funcionaria aludió al esfuerzo realizado y agradeció la colaboración de otros departamentos como Padrón y Registro del Ayuntamiento. «Ha sido difícil, pero lo hemos tirado adelante. En la actualidad no hay listas de espera», dijo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats