14 de febrero de 2019
14.02.2019

La diputación abrirá el puente entre el Real y Beniarjó antes del verano

El responsable de Carreteras, Pablo Seguí, visita la zona con los dos alcaldes y destaca la utilidad de una infraestructura que el Vernissa se llevó en 2007 ? La inversión total asciende a 453.000 euros

13.02.2019 | 20:36

La Diputació de València tiene previsto finalizar las obras de reconstrucción del puente sobre el río Vernissa situado entre el Real de Gandia y Beniarjó antes del verano. Esa es, al menos la previsión adelantada ayer por el responsable de Carreteras del ente provincial, Pablo Seguí, que estuvo en ese lugar junto a los dos alcaldes.

Ese puente sucumbió en a raíz de la espectacular crecida del río Vernissa del 12 de octubre de 2007, y en su reconstrucción, que seguido un larguísimo proceso administrativo, se están invirtiendo 453.000 euros.

La actuación se inició a finales de diciembre pasado y está previsto que finalice en los próximos meses, con mayo como fecha máxima, con el objetivo de volver a poner en funcionamiento una infraestructura destruida desde hace más de una década.

A pie de obra, Pablo Seguí señaló ayer que «la intervención de la corporación provincial permitirá a los vecinos y vecinas de la comarca volver a hace uso de una infraestructura reivindicada durante años».

El proyecto de reparación incluye actuaciones de muros en el margen izquierdo del cauce del río Vernissa, la construcción del tablero del primer vano del puente, la protección con escollera del lecho del río, así como la mejora de la accesibilidad y la seguridad de la circulación viaria a lo largo de la infraestructura. Además, se rehabilitarán los daños por corrosión en las zonas críticas.


Glorietas en Villalonga y Simat

Por otro lado, el responsable del área de Carreteras también visitó ayer otros dos proyectos realizados por la corporación en la comarca de la Safor, concretamente en las localidades de Simat de la Valldigna y Villalonga. En ambas actuaciones se han realizado nuevas glorietas con el objetivo de generar itinerarios más seguros y accesibles.

En Simat, con un presupuesto de 145.000 euros, la glorieta se ha ejecutado en el encuentro entre la CV-600 y la avenida de la Font Menor para mejorar los movimientos de los vehículos, al tiempo que se han remodelado las aceras hasta la glorieta de entrada al municipio, repavimentado todo el ámbito de actuación e instalado nueva señalización vertical y horizontal.

En cuanto a Villalonga, la actuación se ha llevado a cabo en el encuentro entre las calles Ador y Gandia, justo a la entrada del municipio, con la ejecución de una miniglorieta que regula el tráfico en ese lugar. Además, se han remodelado las aceras del entorno para adecuarlas a la nueva rotonda, repavimentado la zona de actuación e instalado nueva señalización vertical y horizontal. En este caso, el presupuesto ha ascendido a casi 53.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook