Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bienestar animal

La alcaldesa de Gandia confirma que no habrá playa para perros este verano

Morant responde en el pleno a una pregunta del PP y dice que situarla en la zona urbana supondría perder la bandera azul

La alcaldesa de Gandia confirma que no habrá playa para perros este verano

La alcaldesa de Gandia confirma que no habrá playa para perros este verano

Siete años habrá durado el proyecto de la Playa Can de Gandia, aquel proyecto que impulsó en 2012 el entonces alcalde del PP, Arturo Torró que convertía a un tramo del litoral gandiense en uno de los pocos espacios donde los bañistas podían compartir escenario con los perros.

La alcaldesa de la ciudad, Diana Morant, cerró toda posibilidad a volver a instalar la Playa Can el próximo verano. Lo hizo respondiendo una pregunta del portavoz del PP, Víctor Soler, que se interesó por este hecho a raíz de la información que el mismo jueves publicaba este periódico.

La alcaldesa apuntó que, con las normas emitidas en los últimos años por el Ministerio de Medio Ambiente y la Conselleria de Territorio de la Generalitat, ya no se pueden colocar instalaciones turísticas, incluyendo la playa para perros, en aquellos tramos del litoral que se consideran 'playas naturales', como es el caso de la de l'Auir, al norte del término municipal, y la de Rafalcaid, al sur.

Desde 2012, cuando se inauguró la Playa Can de Gandia, siempre se había habilitado en l'Auir. Primero en el límite con el término de Xeraco. Después más o menos en el centro, la conocida como playa nudista, y finalmente al sur, pegada a los edificios de la playa Nord de Gandia, la que está completamente urbanizada.

Con las normas del Gobierno de España y de la Generalitat que han entrado en vigor, el ayuntamiento está obligado a proteger l'Auir y Rafalcaid, de manera que solo queda como alternativa poner la Playa Can en la playa Nord, el escaparate del turismo de la ciudad, o en Venècia, entre los diques del puerto y la desembocadura del río Serpis.

En su respuesta a Víctor Soler, la alcaldesa de la ciudad descartó por completo la playa Nord. «Supondría la pérdida de la bandera azul», indicó Morant, dando a entender que el ayuntamiento no propiciará nunca ninguna acción que suponga una rebaja en las certificaciones de calidad que se otorgan a la playa Nord.

Pero, en segundo lugar, la primera autoridad municipal instó a quien planteó la pregunta, Víctor Soler, a que formulara propuestas para ubicar la Playa Can. Es evidente que el único tramo que quedaría es el de Venècia, pero no se espera que nadie plantee esa posibilidad por el rechazo que puede generar entre los graueros, que son los principales usuarios de ese espacio.

Si bien es cierto que numerosas personas consideraron un avance y una oferta turística más la apertura de la Playa Can de Gandia, también lo es que muchos bañistas rechazan la presencia de los animales sobre la arena porque, por mucha dedicación que les presten sus dueños, siempre quedan dudas sobre si, cuando se van, el espacio queda lo suficientemente limpio.

Compartir el artículo

stats