11 de abril de 2019
11.04.2019
Denuncia sin fundamento

Otro bulo en las redes sociales obliga a movilizarse a la Policía de Gandia

Una mujer publicó la imagen de un coche a cuyo dueño acusaba de haber abandonado a dos perros - Los agentes comprobaron que el dueño los dejó para ir a acompañar a un vecino indispuesto

10.04.2019 | 20:47
El mensaje difundido en las redes, con la imagen del coche.

Otra vez una mentira. Otra vez las redes sociales como elemento multiplicador del mensaje. Otra vez la acusación sin contrastar y otra vez la actuación de la Policía Local por una denuncia que resultó no tener ningún fundamento.

Un vecino de Gandia, concretamente de la playa, se vio envuelto a principios de esta semana en una polémica por culpa de una imagen de su coche subida a las redes sociales. En concreto, la usuaria pedía «ayuda» para identificar al conductor, que, según denunciaba, «acaba de abandonar a dos perros en el Mas y Mas de la playa de Gandia». El mensaje, además, lo acompañaba con un grave insulto.

Sin pararse a preguntar si el asunto era cierto, no fueron pocos los que empezaron a lanzar mensajes insultantes contra este hombre, al considerar que había dejado a los dos canes abandonados y se había marchado.

La misma usuaria que colgó la foto en redes sociales llamó a la Policía Local para contarle la situación. Les ofreció a los agentes todos los datos y estos acudieron a casa del vecino, a quien localizaron gracias a la matrícula. También comprobaron que los perros llevaban chip.

Al llegar a la vivienda de la persona a la que habían acusado de abandonar los dos canes, el hombre narró lo que había ocurrido verdaderamente, lo cual no tenía nada que ver con la versión de la mujer que denunció.

La casa se encuentra a escasos metros del supermercado. El hombre señaló que, como hace habitualmente, acudió al establecimiento a comprar con sus dos perros, a los cuales dejó en el descampado porque está prohibida su entrada al local y para su esparcimiento.

Una vez dentro de la tienda coincidió con un vecino, el cual se encontraba indispuesto. Este se ofreció a llevarle a casa. Para ello dejó los perros en el aparcamiento, acompañó a su vecino a casa y regresó a por los dos animales. También explicó a los agentes que, al estar cerca de su vivienda, estos suelen regresar por su propio pie, porque los tiene adiestrados para ello, ya que pasean solos por el campo.

Para comprobar que la historia era cierta, otra patrulla acudió al domicilio de la persona a la que este hombre había acompañado por sentirse indispuesta. Esta confirmó la versión y explicó que este hombre no es propietario solo de dos perros, sino que tiene cuatro, todos ellos con chip y muy bien cuidados, porque es un amante de los animales.

Este caso vuelve a poner en evidencia lo peligroso que pude ser verter bulos a través de las redes sociales sin conocer la versión real ni contrastarlos y el linchamiento que puede sufrir una persona solo por esta acción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook