Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tomo

Un hallazgo histórico de las Fallas de Gandia en Wallapop

La Federació descubre en la conocida aplicación de productos de segunda mano un ejemplar del primer Foc i Flama, de 1947

Un hallazgo histórico de las Fallas de Gandia en Wallapop

Un hallazgo histórico de las Fallas de Gandia en Wallapop

Una de esas casualidades de las que a veces existen en la vida ha permitido a la Federació de Falles de Gandia descubrir una joya que se creía perdida para siempre. El secretario de la entidad, Óscar Morant, se topó, por casualidad, hace unos meses, con un ejemplar del primer Foc i Flama. Se trata del libro que edita el colectivo fallero en el que cada año se recoge la información sobre los máximos representantes tanto de la ciudad como de las comisiones. En concreto, el «llibret» encontrado data del año 1947, que fue el ejercicio en el que se fundó la Junta Local Fallera de Gandia.

«Estaba rastreando la aplicación de compras, porque a veces he encontrado ejemplares del Foc i Flama y casualmente encontré este ejemplar, del que no teníamos ningún original», explicaba ayer a Levante-EMV. El libro estaba en manos de una vecina de Gandia que «probablemente no sabría ni el valor que tiene». La Junta Local lo adquirió por un precio muy económico que no ha querido desvelar. El ejemplar se encuentra en el archivo fallero que gestiona el Museu Faller y también se puede consultar en la biblioteca digital fallera.

Esta información salió a la luz solo un día después de conocerse que la Generalitat había reconocido al Foc i Flama como Publicación de Interés Turístico.

El libro del 1947 permite recordar que entonces había en la ciudad un total de ocho fallas, que aparecen con el nombre que tenían entonces: Calle Machor y Paseo, Plaza del Caudillo (Mercat), falla Vila Nova, San Francisco de Borja y Adyacentes (actualmente Vila Nova), Calle Mártires y Adyacentes (Màrtirs), Plaza José Antonio, San Vicente y Adyacentes (ahora la comisión de Prado), San José y Adyacentes (Sant Josep-Raval), Avenida Marqués de Campo (Perú) y del Grau de Gandia.

La Fallera Mayor de aquel año fue María Luisa Peiró Castillo, mientras que el presidente de la Junta Local era Ligorio Ferrer. Aparece también una oda al alcalde de entonces, Hibernón Gregori Bañuls.

El monográfico de aquel «Foch y Flama», como se llamaba entonces, estaba dedicado a los artistas de Gandia, entre los que se encontraban Gonzalo López Rancaño, Joaquín Martínez Moreno, el propio Ligorio Ferrer o Lolita Durá.

En el apartado «Razón de Ser» se explica que el «'Foch y Flama' viene a ser como el clarín de fiestas, el heraldo que anuncia la buena nueva» en el que se recoge «la belleza de las falleras presididas por la fallera mayor» y que «muestra el verdadero nivel de nuestro festejo».

Compartir el artículo

stats