09 de julio de 2019
09.07.2019

Bellreguard anuncia la reaparición de Carlos en una «Nit Màgica» el 12 de julio

El pilotari olivense formará pareja con Salelles II contra Marrahí y Seve y todos jugarán con la izquierda

08.07.2019 | 20:33
Bellreguard anuncia la reaparición de Carlos en una «Nit Màgica» el 12 de julio

Una de las figuras más grandes que ha conocido la pilota y el raspall en particular, el olivense Carlos Parra Mestre, vuelve a jugar. Será este viernes día 12 de julio en el Trinquet de Bellreguard a las 23 horas en una "Nit Màgica". Carlos formará pareja con su paisano, el joven Salelles II, y en la contra estarán Marrahí y Seve. En cuanto a las normas, Carlos y Salelles II jugarán en todo momento en el resto y sacarán desde el 9, con falta al quince. Por lo tanto, la zona del dau será la ubicación permanente de Marrahí y Seve. Los cuatro pilotaris tendrán que jugar solamente con la mano izquierda.

La partida, tal como explica el mismo Carlos, surgió por iniciativa de la empresa El Zurdo. «Me llamó Emi Peris para hacer el documental de homenaje a Emilio. Después de fallecer mis hermanos, Diego y Pepito, entrar al trinquet era para mí una frontera enorme, pero no podía negarme. Con buena sintonía, Emi sugirió la posibilidad de jugar una partida. Yo, pese a mis 45 años y retirado hace tiempo, dije que se podría hacer una partida jugando con las izquierdas, como la que hicimos Álvaro y yo», comenta Carlos.

La idea se trasladó a la Fundació Pilota Valenciana porque se quería implicar a las figuras del momento y la proposición fue aceptada porque se considera que será positiva por la singularidad del acontecimiento y el eco que generará. Finalmente se fijó la fecha del 12 de julio, una vez concluidas las competiciones oficiales. Carlos ha aprovechado estos meses para prepararse con nutricionistas, fisioterapeutas y masajistas.

En cuanto al cartel, todas las partes consensuaron que Marrahí y Seve podían ser los pilotaris adecuados. Faltaba un compañero para Carlos, que eligió él mismo. La primera opción fue Álvaro, pero el resto de Faura no podía. Solamente había otra posibilidad: Salelles II. «No quería a ningún otro. Tenía que ser él por una cuestión sentimental, ya que se formó con mi hermano Diego». señala Carlos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook