Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los Indiana Jones valleros

Finaliza la campaña estival de excavaciones en Bolomor en la que han participado 46 personas

Los Indiana Jones valleros

Los Indiana Jones valleros

El equipo de arqueólogos que excava el yacimiento de la Cova del Bolomor, en Tavernes de la Valldigna, dirigido por Josep Fernández y Pablo Sañudo, finalizó esta semana una nueva campaña de excavación, que ha vuelto a recibir el apoyo económico del Servicio de Investigación Prehistórica de la Diputación. Los trabajos se han realizado en el último mes y han contado con 46 personas en varios turnos, de los cuales una docena eran licenciados y doctores y el resto estudiantes de diferentes universidades españolas, como la Autónoma de Madrid o la de Burgos, la cuna de Atapuerca.

La prospección no ha deparado ningún descubrimiento sorprendente o fuera de lo normal, pero se ha seguido recuperando material arqueológico. Se ha centrado en el Nivel III, en el oeste de la cavidad con 9 metros cuadrados excavados, y sobre todo en el Nivel XIII (en el sector norte, con una antigüedad de 200.000 años), con 50 m2, lo que casi ha supuesto finalizarlo. Como le gusta recordar a Fernández, en la Cova del Bolomor todavía queda mucho trabajo por hacer: «A este ritmo, aquí habrá para un centenar de años más de excavaciones».

En cualquier caso, la experiencia ha sido muy provechosa para los expertos que han participado, especialmente los estudiantes. La rutina era por la mañana excavar y por la tarde, en un laboratorio situado en el núcleo urbano, inventariar o procesar toda la información obtenida durante la jornada matinal o en los días anteriores.

Ha sido, además, una campaña especial, ya que la pasada primavera se conmemoró el trigésimo aniversario del inicio de las excavaciones en Bolomor, que empezaron en 1989. El sindicato UGT-PV concedió un premio al equipo y el ayuntamiento organizó un seminario de actividades. «Seguimos con la misma ilusión», apunta Fernández, ahora que Bolomor vive un momento dulce, al menos en cuanto a su consideración como atractivo turístico por parte de las administraciones públicas.

En Bolomor estuvo el asentamiento humano más antiguo de la actual C. Valenciana, hace 250.000 años. En estos 30 años se han hallado evidencias de la domesticación del fuego (hogueras), restos óseos de animales y herramientas líticas, y siete restos fósiles humanos atribuidos a neandertales: cuatro dientes y tres fragmentos de peroné y parietales.

Acabada la campaña, el ayuntamiento vallero y la Diputación retoman las actividades divulgativas. Las visitas guiadas, que incluyen un taller de industria lítica, caza y fuego, serán los días 22 de septiembre, 9 y 13 de octubre, y 2 y 17 de noviembre con salida a las 11 horas desde el párking. También vuelve «Una noche en un campamento neandertal», donde varios actores recrean cómo sería aquella experiencia. Se ofrecen dos representaciones, una a las 19.30 horas (en valenciano) y otra a las 21 h en castellano. Las fechas son el 28 de septiembre, 19 de octubre y 9 de noviembre. El portal de internet «bolomor.com» es un buen recurso para conocerlo.

Al mismo tiempo, siguen las gestiones para construir un centro de recepción de visitantes y de interpretación, algo que supondría un revulsivo para el turismo.

Compartir el artículo

stats