Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mejoras

La Generalitat arregla la vía de Villalonga a l'Orxa ante la presión de los alcaldes

Durante toda la semana una máquina corta la vegetación que invadía la calzada, que también tiene desperfectos - El gobierno agradece la "rápida respuesta" de la Conselleria de Infraestructuras

La máquina trabaja en la retirada de la vegetación del margen de la carretera.

La máquina trabaja en la retirada de la vegetación del margen de la carretera. levante-emv

Hay veces que a las administraciones superiores les cuesta hacer caso a las reivindicaciones de los ayuntamientos. Ejemplos hay decenas. Por eso, extraña la rápida respuesta que ha tenido la Generalitat en el caso de la carretera que une Villalonga con l'Orxa y la Vall de Gallinera. La pasada semana, Levante-EMV publicaba la reunión entre los alcaldes de estos municipios para formar un frente común con el que ir a presionar a la Conselleria de Infraestructuras para que adecentara el vial.

El primer edil llobero, Domingo Garcia, explicaba que el mantenimiento de esta carretera que atraviesa La Llacuna había brillado por su ausencia prácticamente desde su construcción. Los representantes de los tres municipios criticaban que la vegetación de los márgenes invadía los carriles de circulación. Además, mostraban imágenes en las que se apreciaban de manera clara los desperfectos y las grietas que sufre el firme.

Así pues, el pasado lunes arrancaban los trabajos de limpieza de la carretera por parte de la Generalitat, como informaban desde el Ayuntamiento de Villalonga a través de las redes sociales.

Un tractor con un brazo articulado ha cortado la vegetación a lo largo de todo el vial, despejando el paso a los vehículos que circulan por allí.

Esta carretera, inaugurada en 2008, consta de 5 kilómetros de nueva construcción realizada desde el Pouet de la Llacuna, en Villalonga, hasta el cruce con las pistas forestales reformadas que bajan hasta la Vall de Gallinera y l'Orxa. Desde su construcción casi no ha tenido tareas de mantenimiento, con la degradación que esto ha supuesto.

Desde el Ayuntamiento de Villalonga agradecieron ayer la «rápida respuesta» de la Generalitat y más concretamente a la Conselleria de Infraestructuras a las reclamaciones de los alcaldes de los tres municipios. Los trabajos continuarán en los próximos días.

La carretera que une Villalonga con l'Orxa y la Vall de la Gallinera se ha convertido en un vial imprescindible para acortar distancias entre los tres municipios. Además, es utilizada por muchos ciclistas, tanto amateurs como profesionales.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats