08 de noviembre de 2019
08.11.2019

que no se quede nadie en casa

07.11.2019 | 20:37
que no se quede nadie en casa

q uién nos iba a decir hace unos meses y, tras los resultados electorales de 28 de abril, que a estas alturas tendríamos que ir otra vez alas urnas! Cabe recordar que se produjo una victoria abultada de los socialistas de Pedro Sánchez y la posibilidad „eso nos decían„ de sumar a Podemos, lo que llevaría a una abstención de los otros partidos para no bloquear la situación de nuestro país.

«Bloquear», palabra que se ha vuelto de moda, ya que cuatro son las elecciones en las que se han visto envueltos los ciudadanos desde 2015 por no ponerse de acuerdo las formaciones políticas.

Hubiese sido muy fácil que la izquierda se pusiera de acuerdo para gobernar. De una u otra manera. Así, todos sabemos que alternativa tenemos, la cual ya se está viviendo en algunas comunidades autónomas. Sí, será responsabilidad de todos. Pero el señor Iglesias debería de plantearse para qué sirve su partido, el cual, ante una gran mayoría del PSOE y la posibilidad de estar en la Moncloa, cuatro veces han sido las que le ha dicho que no a Sánchez. No nos vayan a hacer echar de menos el bipartidismo los «nuevos» partidos?

No obstante, hay una cosa que ya sabemos respecto a los anteriores comicios, y es lo que hace la extrema derecha cuando entra en las instituciones. Con un programa electoral inexistente en cuanto a economía, empleo, sanidad, educación? abordan a sus seguidores con el mensaje del odio al diferente, negando la violencia machista y propagando el fascismo por nuestro país. Un relato lleno de falsedades „demostradas con un simple 'click' en las redes sociales„ pero que inundan hasta la saciedad haciéndoselas creer a sus acólitos.

Hace pocos días, en un debate de candidatos a la presidencia, pudimos ver la pasividad con la que sueltan sus mentiras y la alegría con la que las reciben algunos. Han venido para quedarse y no son votantes nuevos. Ya estaban dentro del PP y, ahora, no les avergüenza proclamar sus insidias. Se aprovechan de la democracia para acceder a las instituciones y restarnos todos los derechos que ellos disfrutan. Lo vemos en Andalucía, Murcia y Madrid. Blanqueados y aceptando su discurso fascista. Porque es eso, fascismo. ¿O es que ya no se acuerdan de lo vivido en España?

Y, si el 10N ustedes están enfadados y no van a votar a la izquierda, esto es lo que nos espera: fascismo puro y duro. Por mucho que lo blanqueen. Por todo ello, hagan un ejercicio de responsabilidad este domingo y voten progreso, no retroceso. Porque si no vamos, ellos vuelven, como digo en ocasiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook