Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo

Cinco premios europeos para la reurbanización del área dels Rajolars de Oliva

El jurado del Europan 15 valoran los diseños de arquitectos y urbanistas para integrar en un futuro este gran espacio en el resto de la trama urbana

Cinco premios europeos  para la reurbanización del área dels Rajolars de Oliva

Cinco premios europeos para la reurbanización del área dels Rajolars de Oliva

Los proyectos presentados por equipos de arquitectos y urbanistas para la futura reurbanización de la gran zona dels Rajolars de Oliva, situada al suroeste del casco urbano, ha conseguido cinco premios en el Certamen Europan 15, en el que han participado urbes de toda Europa. Con Oliva, dentro de España, la otra ciudad más premiada es Lasarte-Oria, que también presentaba un proyecto urbanístico para el futuro de esa localidad vasca.

En concreto, el proyecto titulado «Els Rajolars d'Oliva. Regeneració Resilient», ha tenido recompensa para cinco equipos técnicos que presentaron sus ideas para esta zona. Se trata de un primer premio, un segundo y tres menciones especiales.

Según informó ayer el Ayuntamiento de Oliva, en este certamen europeo de diseño urbano, Oliva ha sido la segunda ciudad española con mayor número de ideas y la séptima de todo el continente. En concreto, para «Els Rajolars d'Oliva. Regeneració Resilient» se entregaron 26 trabajos de arquitectos y urbanistas de España, Francia, Polonia, Alemania e Italia. De todos ellos siete pasaron a la fase final, y el jurado analizó todos los detalles en un encuentro que recientemente tuvo lugar en la ciudad austríaca de Insbruck.

El consistorio también destaca, de entre todos los premios, las menciones especiales del jurado a tres jóvenes olivenses, Irene y Marta Benet Morera con un proyecto titulado Look back, move Forward, y a Fernando Navarro Carmona, autor del equipo que presentó el proyecto titulado Loop-Settling.

El conjunto de ideas sobre la zona dels Rajolars supone una oportunidad de oro para que el Ayuntamiento de Oliva disponga de ideas para el futuro desarrollo del área dels Rajolars.

El alcalde, David González, que ha mostrado su satisfacción por el número de proyectos presentados y por los premios, destacó la implicación del ayuntamiento y la Generalitat en este proyecto, y explicó que, a partir de ahora, se abre un periodo para analizar las propuestas y planificar un nuevo modelo de ciudad que aborde los retos futuros aprovechando esta propuestas, y también escuchando a los propietarios de los inmuebles afectados, de la ciudadanía, de los agentes sociales y de los sectores productivos.

En la misma línea se pronunció el concejal de Planificación Urbanística, Miguel Monzonís, quien dijo ayer que lo importante es conseguir el consenso «para fijar los cimientos de lo que queremos que sea la intervención en els Rajolars». Monzonís también expresó su satisfacción por el nivel de los proyectos presentados. «Creo que el jurado internacional coincide, porque así queda reflejado en los resultados del certamen, en la sensibilidad con que se ha tratado el patrimonio de la zona y cómo la han entrelazado en las nuevas ideas de ciudad».

Más allá de los premios, lo que es evidente es que este Europan dels Rajolars también supone una oportunidad para los jóvenes arquitectos en el sentido de poner en práctica su profesión a nivel internacional, así como para el ayuntamiento, al disponer de elaborados estudios arquitectónicos y de urbanismo innovador para afrontar el futuro desarrollo de la ciudad y el aprovechamiento de esta antigua zona industrial.

En el caso dels Rajolars, lo que se pretende es integrar esta enorme zona de 177.398 metros cuadrados en el resto del núcleo urbano, respetando algunos de los elementos fabriles que durante décadas dieron trabajo y generaron riqueza en el ámbito del ladrillo, los materiales de construcción y la cerámica. Entre esos elementos, algunas naves singulares y, obviamente, las altas chimeneas por donde escapaba el humo de los hornos. Todo ello existe ahora en una imagen decadente y urbanísticamente degrada por el abandono de la industria.

El ayuntamiento, y en esa línea van los estudios y proyectos presentados, quiere transformar la zona mediante la innovación urbana vinculada a la identidad del lugar, estableciendo tejido productivo dentro de la ciudad, adecuadamente conectado, teniendo en cuenta principios como la sostenibilidad económica y ambiental, el respeto al patrimonio arquitectónico e industrial, la diversificación de actividades o la nueva movilidad sostenible que se impone en todo el mundo y, especialmente, en Europa.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats