El Departamento de Turismo del Ayuntamiento de Oliva ha decidido retrasar una semana la celebración de la XIII Muestra Gastronómica Ciudad de Oliva.

A pesar de que este evento gastronómico, que ya fue presentado en la pasada edición de FITUR 2020, estaba previsto para el puente festivo del 9 de octubre, la reciente decisión de celebrar las Fallas de Oliva en esas mismas fechas ha motivado el traslado el fin de semana del 15 al 18 de octubre.

Esta decisión se ha tomado de acuerdo con la Concejalía de Fiestas, el sector hostelero de la ciudad, varias asociaciones participantes en el evento y profesionales del sector gastronómico que ya habían confirmado su asistencia al acto.

Según ha comentado Joaquín Calafat, concejal de Turismo y Playas, "pensamos que este cambio es positivo para todos". "La Mostra Gastronòmica está pensada para atraer turistas y visitantes, pero también para que los vecinos y vecinas participan y disfruten de todos los eventos. Con la coincidencia de fechas, el colectivo fallero el habría tenido muy complicado, y desde Turismo no entendemos un acto de este tipo sin los falleros y falleras".

La XIII edición de la muestra está diseñada como un producto de desestacionalización turística y de promoción de nuestra gastronomía, así como una actividad que dinamice la hostelería de Oliva en unos momentos tan complicados para todo el sector.

Calafat ha afirmado que la estrategia turística debe ir de la mano de todo el sector, por lo que "es importante que todos los actos que se realizan en Oliva se conviertan en un motor económico para el comercio, bares y restaurantes de la ciudad; es fundamental trabajar unidos para que las inversiones institucionales reviertan en el tejido económico y social de nuestro municipio ".

A pesar de la crisis provocada por la Covid-19, la Mostra Gastronòmica espera congregar a 70.000 personas de toda la Comunitat Valenciana y provincias vecinas como Teruel, Cuenca, Murcia, Madrid o Barcelona, ??zonas en las que se promocionará de manera muy intensa.

Este evento tendrá lugar en unas carpas de 800 m², situadas en el paseo de Cervantes, que acogerán diferentes productos realizados por cocineros locales.

El evento gastronómico aglutinará durante tres días toda clase de actividades para conocer y degustar los mejores productos nuestra ciudad. Música, cultura, catas, concursos gastronómicos y degustaciones completarán un programa diseñado para todos los públicos que convertirá a Oliva en todo un referente.