El departamento de Turismo de Gandia ha solicitado a la Dirección General de Costas la exención del canon que se cobra a los chiringuitos y a los servicios de tumbonas en las playas de esta ciudad por ocupar la arena, teniendo en cuenta el actual estado de alarma generado por la crisis sanitaria del coronavirus.

El consistorio ha señalado que la petición ha sido una medida consensuada en la reunión celebrada este martes para abordar medidas que permitan una cierta normalidad en la actividad turística a partir del momento en que se levante el estado de alarma. En el encuentro participaron el concejal de Turismo en Gandia, Vicent Mascarell, representantes de la hostelería, hoteles y empresas de alquiler de apartamentos.

En esta convocatoria se llevó a cabo un análisis de la situación y de las posibles perspectivas de futuro ante una campaña turística que se presenta complicada e incierta por la situación generada como consecuencia de la pandemia del Covid-19.

Mascarell señaló respecto a la solicitud formulada a Costas que «no tiene sentido que en un momento donde el estado de alarma no permite este tipo de actividades, se cobre un canon que repercuta a los chiringuitos o los servicios de arena», por lo que cree que es «una medida justa y esperamos que la Dirección General de Costas nos pueda dar el visto bueno».

El edil destaca que esta petición es la primera de una serie de medidas para ayudar e impulsar económicamente el sector turístico. El ayuntamiento busca que los visitantes de la ciudad «sepan que Gandia pretende estar en disposición de tener una campaña turística donde la primera premisa sea el cumplimiento de todas las limitaciones que nos marcan las medidas de seguridad y de protección de la salud».