29 de abril de 2020
29.04.2020
Levante-emv

Oliva trabaja para abrir su mercadillo de los viernes el 8 de mayo

El ayuntamiento decretaría medidas para impedir el contagio del virus

29.04.2020 | 12:01
El mercado de los viernes de Oliva, en una imagen de archivo.

El departamento de Comercio, Mercados y Consumo del Ayuntamiento de Oliva trabaja para poder abrir el mercadillo de los viernes el próximo 8 de mayo. Los técnicos, junto a la Policía Local y el área municipal de Obras y Servicios, están estudiando las medidas que recoge la resolución de la Generalitat Valenciana del 24 de abril que regula las condiciones que tienen que cumplir los mercados de venta no sedentaria para su apertura.

Desde el consistorio olivense se advierte que únicamente se podrán instalar los puestos de venta de productos exclusivamente de alimentación o de primera necesidad, excluyendo hostelería y restauración. Los tenderetes se montarán respetando las distancias de seguridad y con las medidas higiénicas y sanitarias marcadas en la resolución.

El recinto estará delimitado y se controlará el aforo en los accesos. Habrá dispensadores de hidrogel que será de uso obligatorio para acceder al espacio. Respecto a los puestos de venta, deberán estar separados por una vía de tránsito y con una distancia mínima entre ellos de seis metros. Se permite una separación mínima de 2,5 metros entre los laterales. Dentro de un mismo puesto las personas vendedoras deberán guardar entre sí una distancia mínima de 2 metros, quedando restringida la actividad comercial a un único operador en caso de que las medidas del puesto no hagan posible esta separación física.


También se marcará un distanciamiento con cinta adhesiva o mediante cualquier otro de dos metros entre el puesto de venta y la clientela para que el contacto sea mínimo. De igual forma se establecerá esta medida para las personas en espera. Se garantizará la vigilancia del espacio donde se celebre el mercado durante el horario de funcionamiento para el cumplimiento de las normas de distanciamiento social, así como para evitar aglomeraciones. Únicamente el vendedor o vendedora del puesto podrá tocar los alimentos o productos. Lo hará siempre con guantes de protección, así como mascarilla y siguiendo las instrucciones y recomendaciones de higiene frente al Covid-19.

Los puestos de venta deben ser limpiados y desinfectados con frecuencia. Al final de la jornada se limpiará y desinfectará toda la maquinaria, dispositivos y otros elementos del puesto ambulante, teniendo en cuenta las superficies que hayan podido ser tocadas y siguiendo las instrucciones de limpieza y desinfección dictadas para hacer frente a la pandemia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook