La sección tercera de la Audiencia Provincial de València ha condenado a un hombre, cliente de un bar, a un año y nueve meses de prisión por lesionar a una camarera con la que había discutido. Al abandonar el local, se olvidó de su cartera con toda la documentación.

Así consta en la sentencia, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), en la que los jueces condenan al hombre por un delito de lesiones. Junto a la pena de prisión, le imponen prohibición de aproximarse a la víctima a menos de 300 metros durante un año; y una indemnización de 7.880 euros por las lesiones causadas.

El condenado aceptó los hechos y llegó a un acuerdo con la Fiscalía. Los hechos se remontan al 21 de octubre de 2018, cuando sobre las 21.30 horas se inició una discusión en un bar de Gandia entre la camarera gerente y un cliente.

Durante la discusión, el hombre, con ánimo de menoscabar su integridad física, le dio un cabezazo a la camarera en la nariz y abandonó posteriormente el local olvidándose su cartera con toda la documentación.

Como consecuencia de la agresión, la mujer sufrió varias heridas en la nariz que requirieron asistencia facultativa y tratamiento posterior de reposo, farmacológico, ortopédico y quirúrgico.

La mujer tiene como secuelas permanentes alteración de la respiración nasal por deformidad ósea o cartilaginosa y un perjuicio estético moderado por cicatriz facial en dorso nasal.